Concluye investigación preliminar de accidente aéreo en Cuba, informa SCT

Las autoridades cubanas reportaron que concluyó la identificación de las víctimas que fallecieron en el accidente; el avión con matrícula XA-UHZ era operada por Aerolíneas Damojh y estaba al servicio de Cubana de Aviación

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Luego del accidente del 18 de mayo pasado en el que la aeronave Boeing B737-200 se desplomó en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional José Martí en La Habana, Cuba, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que las autoridades cubanas reportaron que concluyó la identificación de las víctimas que fallecieron en el accidente, por lo que fueron entregadas a sus familiares y trasladadas a sus lugares de origen.

El avión con matrícula XA-UHZ era operada por Aerolíneas Damojh y estaba al servicio de Cubana de Aviación por un contrato de fletamento para cubrir vuelos domésticos celebrado al amparo de la legislación cubana.

La SCT añadió en un comunicado que en el caso de la pasajera Isela del Carmen Zavala Franco y los seis tripulantes de nacionalidad mexicana (Jorge Luis Núñez Santos, Miguel Ángel Arreola Ramírez, Mayor María Daniela Ríos Rodríguez, Abigail Hernández García y Guadalupe Beatriz Limón García, Marco Antonio López Pérez), también ya fueron repatriados y entregados a sus familiares.

Destacó que en los términos del anexo 13 del Convenio de Aviación Civil Internacional, la investigación del accidente es responsabilidad de la República de Cuba, por conducto del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba y se integraron al equipo de investigación representantes de la Dirección General de Aeronáutica Civil de México, como país de matrícula, así como de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de los Estados Unidos de América (NTSB por sus siglas en inglés) y la empresa Boeing, como país de diseño y fabricación de la aeronave.

“Han concluido los trabajos preliminares de campo de la investigación, las autoridades cubanas recuperaron los restos de la aeronave, que fueron trasladados a un hangar para su custodia y análisis, se recopiló la información de la torre de control y de la aerolínea, y se realizaron entrevistas preliminares al personal de la aerolínea, del aeropuerto y de la torre de control.

“Las grabadoras de voz y de datos de la aeronave fueron recuperadas por las autoridades cubanas, quienes el 31 de mayo las trasladaron a los Estados Unidos de América para el trabajo de extracción de información”, detalló.

Añadió que los trabajos de recuperación de datos de las cajas negras continúa y  las autoridades cubanas analizarán la información, para contar con más elementos para dirigir los trabajos de investigación hacia la determinación de las posibles causas del lamentable accidente.

El lunes pasado, recordó, el ministro de Transporte de Cuba, Adel Yzquierdo, al informar que las cajas negras se investigan en Estados Unidos, declaró: “todavía no se saben las causas; ya las cajas negras están en Estados Unidos, allí están tres personas nuestras para saber los problemas que pudo tener el avión, y eso puede demorar meses”.

Continúa, indicó, la visita de verificación técnico-administrativa mayor extraordinaria a la empresa Damojh, a fin de verificar que luego de la última visita las condiciones de operación cumplan con la normatividad, así como para recopilar documentación para coadyuvar con la investigación del accidente.

Entre tanto, se mantiene la suspensión temporal de actividades de la empresa, así como la de sus aeronaves. Y que la Dirección General de Aeronáutica Civil seguirá informando del transcurso de los trabajos de investigación de este lamentable accidente.

cms