• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
En su declaración final, el XXIV encuentro del Foro de Sao Paulo afirmó que “Latinoamérica y el Caribe siguen en pie de lucha”. Foto: Especial
En su declaración final, el XXIV encuentro del Foro de Sao Paulo afirmó que “Latinoamérica y el Caribe siguen en pie de lucha”. Foto: Especial

Organizaciones civiles, activistas e intelectuales, encabezados por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, hicieron un llamado para frenar la represión en Nicaragua.

En una declaración por la paz, la democracia y la justicia en aquel país sudamericano, firmada por el exjefe del Gobierno capitalino, el fundador y presidente del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), Miguel Concha Malo; la economista y presidenta de Iniciativa Ciudadana, Clara Jusidman, y el historiador Adolfo Gilly, entre otros, enfatizaron que ese país vive una situación de confrontación política y social que llega a un alto grado de violencia y represión “insostenible“.

Además, reconocieron que el conflicto tiene sus orígenes “en la represión desencadenada contra la amplia pluralidad ciudadana movilizada para la defensa popular de los recursos naturales y la reforma a la seguridad social y su posterior exigencia de ampliar los márgenes democráticos, cese a la violencia y la justicia social en Nicaragua”.

Esta declaración la hizo pública el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en su cuenta de Twitter.

En el comunicado, también destacaron que Nicaragua, gobernada por Daniel Ortega desde enero de 2007, enfrenta una situación de confrontación política y social, “ya insostenible”, que ha cobrado la vida de 400 personas.

Preocupados por la situación de Nicaragua, hemos emitido esta declaración. Es urgente tomar medidas para la paz, la democracia y la justicia”

Cuauhtémoc Cárdenas

Presidente de la Fundación para la Democracia

Por ello, exhortaron al régimen a poner un alto la violencia que se vive en ese país.

“Hacemos un llamado al gobierno nicaragüense a frenar todo tipo de acción violenta contra las manifestaciones populares, así como actuar para la desmovilización y desarme de los grupos paramilitares”.

También señalaron que existe preocupación “por la recurrente estigmatización de los defensores y defensoras de los derechos humanos, de los y las estudiantes, de los comunicadores y comunicadoras, y de todos aquellos que participan en el diálogo nacional”.

Asimismo, los luchadores sociales rechazaron la reciente modificación a la Ley Antiterrorista, al considerar que la misma no contribuye a la paz ni al cese a la represión.

“Por el contrario, puede utilizarse para criminalizar a quienes se organizan y participan en las manifestaciones pacíficas”, señalan.

Expresaron que se mantendrán vigilantes de los diálogos que se sostienen en el gobierno de Daniel Ortega para acabar con la represión.

“Pensamos que la continuidad de los esfuerzos de diálogo ya iniciados, es de suma importancia para encontrar una salida política y pacífica a este conflicto. Nos mantendremos atentos a la situación de Nicaragua”, finalizaron.

Los ejes

En su comunicado, los activistas sociales piden:

  • Salida política y pacífica a este conflicto.
  • Alto a la represión en contra de la disidencia
  • Emprender las acciones necesarias para el desarme.
  • Desactivar a los grupos paramilitares.
  • Invitan a la comunidad internacional a trabajar de manera unida.