• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Una caravana de autobuses recorrió la capital, Caracas, ayer. Foto: Especial
Una caravana de autobuses recorrió la capital, Caracas, ayer. Foto: Especial

Transportistas venezolanos recorrieron la capital del país, en una ruidosa caravana en protesta contra el censo que ordenó el presidente Nicolás Maduro para verificar y racionar el consumo de gasolina en el país.

En varios autobuses, los manifestantes se dirigieron a la sede del Ministerio de Transporte, en el municipio Chacao, al este de Caracas, a donde arribaron con neumáticos gastados en las ventanas.

La medida impulsada por el gobierno chavista contempla el registro de motocicletas, camiones, taxis y autobuses, con el propósito de conocer la cantidad en el consumo que se requiere de combustible y vincularla con el Carnet de la Patria, un documento que emite a los simpatizantes del oficialismo.

Maduro prevé registrar más de 4 millones de vehículos que circulan en el país. El censo comenzó con un registro en el sistema oficial por Internet, y entre el viernes y el domingo, los choferes deberán presentarse con sus vehículos.

Vivimos la peor crisis del transporte y un carnet no va a resolver el problema. La única forma es que el presidente ponga a trabajar (a la petrolera estatal) PDVSA para que nos provea”

Nelson Vivas

Transportista

El presidente afirmó que la medida garantizará el combustible subsidiado para quienes posean el llamado Carnet de la Patria y que se espera determinar la gasolina que debería consumir el parque automotor y la cantidad de combustible que se fuga a Colombia por contrabando.

“Llamo a todos los transportistas a nivel nacional a participar en la jornada pública del #CensoNacionalDeTransporte que se llevará a cabo este fin de semana para reimpulsar la Gran Misión Trasporte y resolver las problemáticas del sector. ¡Cuenten conmigo!”, escribió Maduro en su cuenta en la red social Twitter.

En el Ministerio de Transporte los trabajadores del sector entregaron un documento en el que exponen las dificultades que enfrentan, además indicaron que por la falta de aceites, neumáticos y refacciones, sólo está funcionando el 30 por ciento de los autobuses del transporte público.

El portavoz de una de las líneas del oeste de Caracas, Nelson Vivas, señaló que los transportistas han sido censados siete veces en los últimos tres años y que los choferes siguen sin soluciones.

“Estamos viviendo la peor crisis del transporte y un carnet no va a resolver el problema. La única forma es que el presidente (Maduro) ponga a trabajar (a la petrolera estatal) PDVSA al 100 por ciento para que nos provea de combustible y lubricantes”, demandó.

El régimen sólo quiere aplicar un racionamiento de la gasolina, porque quebraron PDVSA y llevaron al país con mayor reserva de petróleo del mundo a importar gasolina”

Biaglio Pilieri

Diputado opositor

Los choferes alertaron que el transporte público podría paralizar en una semana, si no obtienen insumos.

El litro de gasolina en Venezuela cuesta seis bolívares, en comparación con el cambio en mercado negro, de 3 millones 600 mil bolívares por dólar, incluso ante el cambio oficial, que está en 172 mil 800 bolívares por dólar.

El gobierno aún no informa cómo funcionará el precio de la gasolina a partir del próximo 20 de agosto, cuando entrará en vigencia una reconversión monetaria que suprimirá cinco ceros a la moneda nacional, el bolívar fuerte.

Será reemplazado por el bolívar soberano, que tendrá nuevos billetes y monedas de uno y 50 centavos.

La oposición cuestionó que el gobierno pretenda vincular el censo automotriz con el Carnet de la Patria, por considerarlo un mecanismo discriminatorio.

Alertó que sólo podrán tener acceso a la gasolina subsidiada quienes tengan el documento.

El diputado opositor Biaglio Pilieri denunció que el gobierno busca “humillar y chantajear” con el censo y el carnet.

“El régimen sólo quiere aplicar un racionamiento de la gasolina, porque quebraron PDVSA y llevaron al país con mayor reserva de petróleo del mundo a importar gasolina”, aseveró.

 

Paga con mangos para llenar su tanque

Un video difundido en redes sociales muestra a un conductor en Caracas que, ante la escasez de dinero en efectivo, paga con tres mangos al trabajador de una estación de combustible, a quien pide que le llene el depósito de su auto.

En Venezuela, tres mangos pesan cerca de un kilo, que se vende en 800 mil  bolívares.

Por el depósito completo de gasolina, basta pagar 100 bolívares, esto significa que el automovilista pudo llenar 800 tanques de combustible por el mismo monto.

La falta de dinero en efectivo, la hiperinflación y el control de precios de productos básicos se han recrudecido en el último año con la gestión del presidente Nicolás Maduro.

Compartir