• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Índice de consumidor. Foto: Especial
Índice de consumidor. Foto: Especial

El optimismo en los hogares persistió a lo largo del mes pasado, aunque disminuyó conforme los consumidores dejaron tras de sí la euforia que generaron los resultados de las últimas elecciones presidenciales.

De acuerdo con Infosel, la confianza de los consumidores en México bajó 0.2 por ciento en agosto, frente a julio, en términos ajustados por estacionalidad; su primera caída luego de cinco alzas mensuales seguidas, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El tropiezo del mes pasado llega después del incremento de 14.4 por ciento en julio, cuando vio su mayor aumento desde al menos 2001, cuando el Inegi empezó a recopilar los datos de este indicador.

En términos anuales, la confianza del consumidor ascendió 16.8 por ciento en agosto con respecto al mismo mes del año pasado y acumuló 13 meses consecutivos al alza. Su última caída anual fue en julio de 2017, cuando bajó 0.6 por ciento, también en cifras ajustadas por temporalidad.

El avance del mes pasado siguió al incremento de 18 por ciento que el indicador mostró durante julio frente al mismo mes de 2017, lo que para muchos fue un reflejo del optimismo que generó la victoria de Andrés Manuel López Obrador en los comicios presidenciales.

No obstante, algunos analistas consideran que parte de ese impulso positivo persiste, no sólo porque México logró evitar un conflicto poselectoral, sino también porque algunas de las ideas que está delineando el nuevo gobierno son bien recibidas por la ciudadanía.

Gráfico: La Razón de México

“Consideramos que los elevados niveles de confianza continúan influidos por el resultado del proceso electoral”, indicó Francisco Flores, economista de Grupo Financiero Banorte Ixe, en un reporte.

Hace un año, en agosto de 2017, la confianza del consumidor en México registró un crecimiento mensual de 0.8 por ciento, a las vez que mostró un avance de 1.9 por ciento, frente al mismo mes de 2016.

Algunos consideran que el optimismo de los mexicanos se mantendrá al menos durante los próximos meses, ante la solidez que ha mostrado el mercado laboral nacional y la menor incertidumbre acerca del futuro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y México.

“Estimamos que la confianza del consumidor se mantendrá en niveles superiores a los observados en el primer semestre”, agregó Flores, de Banorte Ixe.

Ahora hay una menor “incertidumbre de la relación comercial entre Estados Unidos y México, tras el acuerdo alcanzado entre ambos países la semana pasada”.

Por ahora, de acuerdo con el desempeño de la confianza del consumidor del Inegi, los hogares mexicanos mostraron un mayor optimismo sobre su situación económica actual, así como la que anticipan para los próximos 12 meses.

Sin embargo, los consumidores deterioraron su optimismo acerca de la situación actual del país y sus expectativas para el escenario económico nacional a lo largo del próximo años.