• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Comunicadores, ayer, protestan en la Cumbre de Lima por el crimen. Foto: AP

Los tres periodistas del diario El Comercio, secuestrados el pasado 26 de marzo, fueron asesinados por disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, confirmó el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno.

“Lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas”, detalló ayer en conferencia de prensa al hablar sobre el equipo periodístico, esto un día después de que solicitara a los criminales dar una prueba de vida de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra.

Por lo anterior, indicó: “hemos dispuesto el despliegue de las unidades élite y de la policía”, hecho que se une a la ofensiva militar que también lanzó el gobierno de Colombia en la región fronteriza, donde fueron secuestrados los comunicadores, con el objetivo de detener al grupo “Oliver Sinisterra”, liderado por un exmiembro de las FARC, identificado como Guacho.

Se reportó que el periodista Ortega, de 32 años, el fotógrafo Rivas, de 45, y el conductor Segarra, de 60, fueron tomados cautivos mientras recababan información sobre la violencia generada en la región por los grupos armados colombianos; días después se supo que los criminales los secuestraron para exigir un canje por tres presos y un acuerdo antidrogas entre ambos países.

  • El Dato: Los mandatarios de Ecuador y Colombia acudieron a la Cumbre de las Américas, pero el primero de ellos suspendió su visita este jueves para dar seguimiento al caso.

“Más allá de los esfuerzos realizados, hemos confirmado que estos criminales, que nunca tuvieron la voluntad de entregarlos, salieron … lo único que han querido es ganar tiempo”, precisó el mandatario ante cientos de ecuatorianos, quienes se concentraron frente al palacio de gobierno para conocer información sobre el caso.

Asimismo, ofreció una recompensa de 100 mil dólares por información que conduzca a la captura de Guacho, líder del grupo responsable del crimen, y quien ya es considerado uno de los hombres más buscados del país.

Tras conocer la noticia, el presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo en Lima que al igual que Ecuador iniciaron las operaciones militares y agregó: “cuando hay colaboración entre sus autoridades, sus inteligencias, los criminales siempre caen, como caerá este individuo responsable de este vil asesinato”.

El director para las Américas de la organización Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, calificó  el crimen como “un evento de noticia atroz”, mismo que repudió.

En tanto, el coronel de policía Polivio Vinueza dijo que el gobierno hace gestiones con la Cruz Roja Internacional y la Iglesia católica para recuperar y repatriar los cuerpos.

Compartir