• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Manifestantes recriminan actos violentos en las marchas. Foto: AP
Manifestantes recriminan actos violentos en las marchas. Foto: AP

El Congreso de la Unión condenó enérgicamente los hechos de violencia acontecidos en Nicaragua, a raíz de las protestas iniciadas el 18 de abril, y reiteró su solidaridad y condolencias a familiares de las víctimas.

En sesión de la Comisión Permanente también se exhortó al Poder Ejecutivo para que se pronuncie de manera clara en contra de la represión promovida por el gobierno de Daniel Ortega, tal como lo confirma el Informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “Graves violaciones a los derechos humanos en el marco de las protestas sociales en Nicaragua”.

El perredista Jesús Zambrano lamentó los acontecimientos y afirmó que el Gobierno federal, así como el electo, han sido “tibios” al momento de pronunciarse.

“Hay tibieza y lentitud del gobierno mexicano en funciones y la complicidad con la que el gobierno electo han reaccionado frente a violencia promovida o tolerada por el Estado nicaragüense”, indicó.

Además, dijo que el discurso de Morena es populista, apoyando las políticas de países como Nicaragua, como quedó de manifiesto en el Foro de Sao Paolo, en el que reconocieron las políticas de la nación que hoy es gobernada por Ortega.

  • El Dato: Daniel Ortega rechaza cifras sobre muertos y desaparecidos por violencia.

“No podemos de ninguna manera cerrar los ojos ante lo que ahí está, pues si no hay un deslinde del próximo gobierno de lo que sus partidos promovieron en el Foro de Sao Paolo, se sentará un pésimo precedente respecto a la promoción y respeto de los derechos civiles y políticos; y esto nos preocupa, a menos que también se quiera para nuestro país lo que pasa allá”, indicó.

Por su parte, el diputado morenista Juan Romero Tenorio salió a la defensa de su partido y aclaró que “el gobierno electo no ha emitido un pronunciamiento sobre el tema porque no puede hacer una manifestación pública y formal, ya que no es momento; políticamente no es correcto por la ausencia de responsabilidad en tanto no entre en funciones el Presidente electo”, expresó.

El documento aprobado en la sesión permanente también se pronuncia por una pronta solución al conflicto, que permita generar las condiciones necesarias para el ejercicio irrestricto de los derechos a la libertad de expresión.

Asimismo, pide a todos los partidos que se pronuncien contra de los actos de represión y las graves violaciones a los derechos humanos en Nicaragua. 

Los legisladores afirmaron que las acciones del gobierno de Nicaragua ante las movilizaciones del pueblo han violentado claramente la constitución de esa nación y vulnerado los derechos humanos.