Congreso venezolano desconoce y anula el desafuero para Requesens y Borges

La Asamblea Nacional de Venezuela considera que el pronunciamiento de la Constituyente es ilegítimo; califica la detención de Requesens como desaparición forzada y exige su liberación

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

La Asamblea Nacional (congreso unicameral) de Venezuela, bajo control de la oposición, manifestó hoy que desconoce la suspensión de la inmunidad de dos diputados, acusados por el presidente Nicolás Maduro de estar implicados en el supuesto atentado en su contra.

El órgano legislativo aprobó un acuerdo que declaró “nula” la medida tomada por la Asamblea Constituyente, dominada por el chavismo, que despojó de su inmunidad a los diputados Julio Borges y Juan Requesens.

El pronunciamiento estableció que la medida tomada el miércoles por la Constituyente es “inexistente”, por provenir de un organismo ilegítimo.

Asimismo, la Asamblea Nacional exigió la liberación de Requesens, quien fue detenido por la policía después de que Maduro lo acusara de estar implicado en el supuesto atentado con drones cargados de explosivos, registrado el sábado pasado.

En la declaración aprobada por la bancada opositora, el Legislativo insistió en que el gobierno de Maduro, mediante vías de hecho amparadas en la “ilegítima y fraudulenta” Constituyente, “ejecuta políticas de violación sistemática de los derechos humanos que constituyen crímenes de lesa humanidad, los cuales podrían ser eventualmente juzgados en la Corte Penal Internacional”.

La Asamblea Nacional sostuvo que la detención de Requesens, además de arbitraria, debe ser calificada como una “desaparición forzada”, lo que compromete a todos los funcionarios que participaron en ella, incluyendo a Maduro.

Advirtió que el pasado martes Maduro promovió un discurso que insiste en la persecución en contra de la oposición política venezolana, particularmente de Requesens y Borges.

Tras el discurso de Maduro, Requesens fue detenido por la policía, mientras que Borges, quien vive temporalmente en Colombia, recibió una orden de detención por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). A su vez, la Constituyente, que alega tener poderes plenipotenciarios, los despojó de su inmunidad.

La Asamblea denunció que poco después del discurso de Maduro, Requesens fue secuestrado por fuerzas policiales, existiendo una “evidente relación de causalidad entre las palabras del presidente y la persecución emprendida por los cuerpos policiales”.

El pronunciamiento señala que todas las actuaciones legales emprendidas contra los dos diputados “responden a un claro caso de persecución política”.

El segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Alfonso Marquina, recalcó que la decisión de la Constituyente de suspender la inmunidad a los dos diputados es nula, y aseguró que Maduro promueve la persecución política contra dos diputados que fueron elegidos por el pueblo en 2015.

Maduro afirmó que tanto Requesens como Borges estuvieron vinculados con el supuesto atentado en su contra del sábado pasado, en el que se utilizaron dos drones cargados con explosivos.

Marquina alertó que, luego de casi dos días de la detención de Requesens, se desconoce su condición física, ya que no se le ha permitido reunirse con sus abogados ni recibir a sus familiares.

“No estamos en presencia de una detención sino de un secuestro y lamentablemente para Requesens este es un delito de desaparición forzosa”, insistió el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional.