Conoce el Space Center

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
reyesmagos.jpg

Ramón Rivera/ramonriverar@hotmail.com 

Sin duda, desde aquel 20 de julio de 1969, cuando Neil Armstrong pisó por primera vez la Luna se despertó en la humanidad la ilusión por descubrir los secretos del universo.

Hoy miles de personas cumplen ese sueño en el Space Center Houston, donde tienen la posibilidad de conocer, paso a paso, ese viaje del Apolo 11 con el que se inició la conquista del espacio.

Este lugar está lleno de objetos inusuales. En la Galería Starship se exhibe un trozo de Luna, que de tan acariciada por los visitantes ya es suave al tacto. También es posible observar un paisaje lunar y, como complemento, se proyecta una cinta sobre los vuelos hechos por la NASA.

Otro atractivo es la exhibición que incluye un modelo original del cohete de Goddard; el Atlas Real 9 del Mercurio, conocido como “Cápsula de la fe 7”, que fue volado por Gordon Cooper; la nave espacial de los Géminis V, que fue piloteada por Pete Conrado, un vehículo lunar y el módulo de comando del Apolo 17, entre otros.

Estación Espacial Internacional. El Space Center Houston también cuenta con una réplica de la Estación Espacial Internacional, de nueve metros, que flota sobre el simulador SGI, que ofrece la oportunidad de examinar la estación en un ambiente muy parecido al que viven los astronautas.

Galería de los astronautas. Aquí se muestran los diferentes trajes espaciales que se han utilizado en las distintas misiones, junto a las fotografías históricas que han dado la vuelta al mundo.

Justo ahí se encuentra el Northrop Grumman Theater, lugar en el que es posible experimentar la sensación de un viaje espacial a través de su pantalla gigante; la más grande que hay en Texas. Allí se proyectan películas sobre el espacio y los últimos avances tecnológicos.

The feeling of space. Tal y como su nombre lo indica, el visitante siente que está en el espacio, pues ofrece una simulación de cómo transcurre el tiempo, cómo se controlan los trasbordadores, pero sobre todo cómo se vive rodeado de estrellas.

Blastoff! Es una sala en la que los viajeros experimentan las sensaciones físicas vividas en el despegue de un trasbordador espacial. En ese lugar se recrea una atmósfera donde el espectador percibe las vibraciones de la tierra durante la maniobra en las que tres millones 178 mil kilos de combustible elevan un vehículo de dos millones 43 mil kilos de peso al espacio.

La visita se complementa en un teatro donde es posible conocer las misiones y las próximas exploraciones que se realizarán a Marte, temas que seguro continuarán despertando en los visitantes la pasión por develar los secretos del cosmos.

fdm

Compartir