• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Personal del órgano electoral realiza un simulacro en Veracruz, a menos de un mes de la elección.

Para evitar incertidumbre en los resultados de la elección presidencial y de las nueve entidades que se disputan en estos comicios, el Instituto Nacional Electoral (INE) dará a conocer la noche del 1 de julio la tendencia del voto a través del conteo rápido, el cual tiene 95 por ciento de confiabilidad y estará a cargo de nueve científicos, quienes encabezan un ejército de 30 personas.

El director ejecutivo del Registro Federal de Electores, René Miranda, es el responsable de la supervisión y será quien entregue en mano propia al consejero presidente, Lorenzo Córdova, los resultados de la elección presidencial (ya sean cerrados o con un margen amplio de ventaja). Éste a su vez lo dará a conocer a la opinión pública y será hasta ese momento cuando conozca el resultado.

El dato: 

  • Para evitar la caída de su página, el órgano electoral refuerza acciones para mitigar intentos de hackeo, como visitas “falsas”.

“Son niveles de confianza del 95 por ciento. Es un ejercicio muy preciso. Es un hecho que los intervalos de confianza te permiten, justamente, que los resultados finales sean coincidentes”, agregó.

Para las nueve entidades, los resultados estarán disponibles a través de un repositorio de información, al cual tendrán acceso sólo los presidentes de los Organismos Públicos Locales (OPLES).

“Reiterarles que los conteos rápidos y el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), son información preliminar; lo único definitivo es lo que arrojan los 300 cómputos distritales”, indicó.

También afirmó que está garantizada la seguridad en el proceso, por lo que no habrá caída en el sistema ni opción para que se vulnere por algún hacker.

Los encargados del conteo pertenecen a las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM) y Autónoma Metropolitana (UAM); y al Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Explicó que un día antes de la elección, el 30 de junio, el Consejo General seleccionará de forma aleatoria las 12 mil casillas que utilizarán para el conteo rápido, de las cuales 7 mil 500 serán para la elección presidencial, que será analizada por tres grupos de científicos.

Indicó que los expertos trabajarán a partir del cierre de casillas. “Se captura la información en un sistema informático; cada cinco o 10 minutos se estará enviando la información actualizada”, dijo.