El altar de muertos es el elemento simbólico más importante de la celebración y sus componentes son una mezcla de tradiciones prehispánicas y de la Colonia española, para celebrar la recuperación de la memoria, un aniversario a la muerte. Los niveles en los altares tienen un significado: los de dos pisos representan el cielo y la tierra, la unión entre los que están en el plano espiritual y quienes seguimos en el mundo terrenal.

En tanto, los altares de tres niveles simbolizan en orden descendente el cielo, el purgatorio y la tierra. También pueden aludir al cielo, la tierra y el inframundo, según la tradición azteca o a las tres divinas personas, de acuerdo con la creencia católica. Los altares de siete niveles representan los peldaños para llegar al cielo, al purgatorio, la tierra o bien al infierno, en relación con la tradición de la Iglesia católica.

Gráfico: Staff Infografía

Click aquí para ver en tamaño completo

Compartir