Corbyn promete cerrar fronteras para atraer a laboristas proBrexit

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, intenta recuperar el apoyo de millones votantes laboristas mediante su primer discurso sobre el Brexit, en el que ha defendido que su partido no considera que la libre circulación de personas en Europa sea “un principio fundamental”, en un intento de acercarse a los laboristas que votaron en favor de la salida de Gran Bretaña de la UE.

Corbyn dio ayer su primer gran discurso del año, con el que definió la que será su estrategia política en relación con el Brexit, más de seis meses después de que la mayoría de la población británica apoyara la salida de la Unión Europea.

El líder laborista espera así poder silenciar a algunos de sus principales críticos, que alegan que su partido ha sido incapaz de ofrecer una alternativa lo suficientemente fuerte como para desafiar el plan de divorcio con la UE de la primera ministra, Theresa May.

Debido a la increíble bajada en popularidad que sufrió en los últimos meses, Corbyn trata de restaurar la confianza de miles de votantes que sienten que el Partido Laborista no está haciendo nada por calmar el miedo y la preocupación que les produce la inmigración.

“El Partido Laborista no se ha casado en ningún momento con la libertad de movimiento de los ciudadanos europeos, no lo considera un principio fundamental”, reza el borrador del discurso de Corbyn, al que tuvo acceso Reuters, y que pronunció en la ciudad británica de Peterborough, donde la mayoría de la población votó en favor del Brexit.

“El Partido Laborista apoya que se apliquen normas justas y que se gestione la inmigración de una forma razonable tras la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea”, añadió Corbyn.