• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Courtois con el presidente del Madrid, Florentino Pérez. Foto: Especial
Courtois con el presidente del Madrid, Florentino Pérez. Foto: Especial

“Tengo las mismas ganas de irme que de morirme”, dijo el portero costarricense Keylor Navas, tras el fichaje de Thibaut Courtois, para cuidar los tres palos del Real Madrid. El guardameta belga fue presentado ayer en el palco de honor del Santiago Bernabéu.

En su presentación como guardameta del club blanco, el exjugador del Chelsea, quien se enfundó en un impecable traje negro, estuvo acompañado por sus padres, sus hermanos y sus hijos.

“Hoy cumplo un sueño, los que me conocen saben lo mucho que he trabajado para llegar hasta aquí. No ha sido fácil, así que gracias a los que lo han hecho posible. De niño soñaba con este momento, con pisar el césped de este estadio. He sido rival y sé lo que es enfrentarse al Madrid. Hoy soy uno de los vuestros, soy un madridista más y quiero estar a la altura de este escudo”, explicó el guardameta.

Pero en el aire queda el nombre de Keylor Navas, el hombre de las tres Champions, quien desde el verano de 2010 cambió su vida de forma drásticamente; dejó el Deportivo Saprissa de su tierra natal, donde consiguió seis títulos, para probar suerte en España.

  • El Dato: Courtois comenzó su carrera a los 5 años de edad en el Bilzerse. Permaneció en el equipo 3 años, luego partió al KRC Genk de Bélgica.

Llegó al Albacete, que militaba en la segunda; de ahí saltó al Levante, que le firmó una cláusula de rescisión de 10 millones de euros. En el año 2014 pagar esa cantidad por un guardameta era impensable. A pesar de eso, el teléfono del agente de Navas no paró de sonar; recibieron propuestas del Atlético para comprarlo, pero esperaron a que el que estuviera del otro lado del teléfono fuera gente del Real.

En 2014 llegó al club merengue. Eran tiempos difíciles en la potería. Los años de Mourinho al frente habían dejado a Iker Casillas en una posición complicada. La directiva blanca buscaba un portero de garantías que pudiera hacer sombra a Casillas, pero no todos estaban de acuerdo en que el tico se encargara de ese rol.

Pero Navas cumplió a la perfección y poco a poco se ganó terreno, hasta que en un parpadeó ya sumaba cuanta gloria se le atravesó; sin embargo, esta semana le llegaron noticias que le avecinan una debacle: el belga Courtois ya está en casa.

Compartir