Crean accesorios de moda con piedras energéticas

Foto: Quadratín

Foto Cortesía Colección Vanessa Shade


La diseñadora y gemoterapeuta, Samantha Pedrero ideó la forma de juntar la moda con la energía curativa del cuarzo, a través de una nueva colección de ropa en la marca Vanessa Shade.

Las sensaciones y efectos que producen los diferentes colores y minerales, motivaron a Pedrero a compartir el bie-nestar con algo cotidiano, como lo es un vestido o un saco.

“Yo consideré que ya era necesario, más en estos tiempos en donde vivimos en el estrés, en donde no tenemos control de nuestras emociones y estamos buscando tenerlo a través de estas terapias (Yoga, Tai Chi, etc), pues que mejor que llevar puesto algo que lleva el bie-nestar puesto día y noche”, asegura la gemoterapeuta a La Razón.

El trabajo de labrado comienza desde que el cuarzo en bruto llega al taller y el artesano lo corta, le da forma, lo pule y perfora para elaborar los botones que se utilizan en las prendas, así como en la joyería. Ésta primera colección se compone de seis vestidos y un saco, los siete con incrustaciones de minerales como la amatista o el cuarzo rosa.

“Compramos las gemas al natural y entran en un proceso de transformación artesanal, hablando de esta parte artística de moldearlas desde que están en bruto. Se hacen cortes y se pulen hasta llegar a tener en este caso la primera minicolección, con formas geométricas que son botones. En lugar de que tengas botones sintéticos como normalmente trae la ropa, pues los tienes de piedra o de minerales”, comenta.

La diseñadora expresa que el uso de las piedras con el vestido está basado en una filosofía llamada gemoterapia, que además se relaciona con los chacras o centros energéticos.

“El ser humano tiene siete chacras y cada uno se asocia principalmente a cada parte del cuerpo, son los reguladores del ser humano y al entrar en contacto con los cuarzos, en este caso a través de la prenda, entra en fusión con el chacra y de alguna manera ayuda a que la energía esté mucho más en equilibrio”, afirma.

La serie maneja cuatro piedras energéticas: amatista, cuarzo rosa, labradorita y jade lavanda, por lo que los tonos de las telas y piedras irán cambiando con cada temporada. Asevera que no todas las piedras resisten el proceso de elaboración, por lo cual algunas piedras sólo se podrán encontrar en accesorios, los cuales complementan la colección, entre las piezas se pueden encontrar: collares, aretes, pulseras y anillos.

Pedrero señala que actualmente tienen una sucursal en Macadamía (frente a Pabellón Altavista) y esperan abrir otra en Polanco, para ofrecer a las personas “el beneficio de la tierra consigo”.