• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial
Foto: Especial

La liberación de dos supuestos porros, que habrían participado en la agresión contra alumnos de la UNAM el pasado 3 de septiembre en la explanada de Rectoría, confrontó a las autoridades de la máxima casa de estudios con las de procuración de justicia de la capital.

El viernes se anunció la detención de Erick “N”, El Lucas, de 33 años, exalumno del CCH Azcapotzalco, y deJoel “N”, de 27, exestudiante de ese plantel y quien actualmente cursa una licenciatura en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, quienes fueron presentados por la Policía Federal (PF).

  • El dato: Amieva Galvez dijo el 7 de septiembre que la PGR declinó la competencia de investigar las agresiones contra los estudiantes; ésta subrayó que no se deslindaba del caso.

Sin embargo, apenas el sábado ambos fueron liberados por la Procuraduría General de Justicia capitalina por considerar que  se carencia de elementos contundentes proporcionados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para mantenerlos detenidos.

“Tras las indagatorias efectuadas por la Fiscalía de Investigación en Agencias de Atención Especializada, para determinar la situación jurídica de los hombres de 27 y 33 años, éstos fueron puestos en libertad para continuar con las investigaciones del caso. La representación social adoptó la determinación toda vez que en su detención no hubo flagrancia ni se tuvo acusación alguna en su contra”, indicó la dependencia.

Expuso que uno de los presentados incluso afirmó no haber estado en el lugar de los sucesos y en ningún momento se le observa en los videos que forman parte de la investigación.

“Adicionalmente, en el mismo análisis del material videográfico presentado como indicio, no se observa agresión alguna por parte de los presentados hacia los manifestantes”, añadió.

Lo anterior generó una serie de críticas, incluso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que exigió una explicación , para saber si no hubo una detención arbitraria.

El organismo demandó información a la Comisión Nacional de Seguridad para saber cuáles fueron los motivos para que se ejecutara la orden de aprehensión con respecto de la detención de esas personas y su presentación ante la autoridad de la capital.

Al respecto, el mismo sábado el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, afirmó: “nosotros sabemos y aceptamos la alta la responsabilidad que significa investigar estos acontecimientos.

Para ello, sostuvo, se tienen que sustentar todas las acusaciones que se presentan ante un juez, en pruebas o elementos de pruebas sólidas y contundentes.

La Secretaría de Gobernación indicó que uno de los detenidos el viernes, aparece en imágenes que circularon en redes sociales agrediendo a un grupo de estudiantes.

“No se trata de fabricar culpables y de generar impunidad, se trata de actuar conforme a derecho y lograr que los responsables sean castigados”, dijo.

Con relación a las dos personas que presentó la Policía Federal, la Procuraduría capitalina “determinó su calidad jurídica considerando, que si bien estuvieron presentes, no existen elementos que acrediten su participación directa en la agresión que causó lesiones y originó la carpeta de investigación por tentativa de homicidio.

“Pero, cabe señalar de manera muy específica, que sí aportaron en su investigación datos de la ubicación y localización de los responsables por lo que hasta el momento la calidad de estas personas en esta carpeta de investigación es de testigos”, señaló el mandatario local.

Y ayer, la máxima casa de estudios reviró a estas declaraciones, al asegurar que sí presentó las denuncias correspondientes desde el primer día de los hechos.

“La UNAM reitera que desde el 3 de septiembre pasado, mismo día en que un grupo porril agredió a alumnos de nuestra Universidad, fue presentada una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, contra quien resulte responsable”, afirmó la máxima casa de estudios en un comunicado.

De acuerdo a lo señalado por las autoridades universitarias, las denuncias correspondientes contra quienes resulten responsables por los delitos de lesiones y tentativa de homicidio, entre otros, ante la PGJ local y la Procuraduría General de la República (PGR), quedaron asentadas en las carpetas CI-FAAE/CU/UI-1  C/D/00283/09-2018 y FED/CDMX/SPE/0011998/2018, respectivamente, el mismo día de los hechos.