Crisis en Nicaragua ya afecta económicamente a 5 países de Centroamérica

Entre 100 y 200 mil nicaragüenses han perdido su trabajo debido a la crisis gubernamental que azota al país; se han afectado a 640 mil empleos en toda Centroamérica

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La crisis en este país centroamericano lleva más de tres meses. Foto: Especial.

La crisis en Nicaragua, que inició el pasado 18 de abril, ha comenzado a afectar económicamente a algunos países de Centroamérica, debido al bloqueo en las entradas al país.

Los países que se han visto afectados son Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá y Guatemala.

Muchas de sus carreteras sirven para transitar por el continente y también como rutas comerciales, entre ellas el Canal de Panamá.

Desde noviembre del año pasado, se reportó que el tránsito comercial disminuyó un 80 por ciento.

La Cámara de la Industria de Guatemala calcula 75 millones de dólares por pérdidas en exportaciones desde que inició la crisis en Nicaragua.

Por otro lado, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado reporta diariamente 4.5 millones de dólares en pérdidas por exportaciones, además de estimar afectaciones para cerca de 640 mil empleos en toda Centroamérica.

La situación política es grave y está afectando de forma drástica la economía del País: el Banco Central de Nicaragua había previsto para este año un crecimiento del PIB de entre 4.5 y 5 por ciento pero, desde que inició el verano estas cifras cayeron a un 0.5 y el 1.5 por ciento cuando reportaron que las pérdidas económicas alcanzaron los 430 millones de dólares.

En el supuesto de que la crisis se amplíe al resto del año las pérdidas podrían llegar a los mil 400 millones de dólares; se calcula que a la fecha entre 100 mil y 200 mil personas podrían haber perdido su empleo.

Han transcurrido poco más de 100 días desde que explotó la crisis en Nicaragua y el fin de estos eventos aún es incierto.

Costa Rica y El Salvador han adoptado medidas alternativas para el tránsito terrestre de mercancías para aminorar las pérdidas económicas que el conflicto sandinista trajo a Centroamérica.

Con información de agencias

oat