Luis Manuel ortiz (de pie), de la Coordinadora Democrática de la Ciudad de México, en la reunión donde se planteó movilizarse por vivienda gratuita. Foto: Luis Alberto Alonso

El todo o nada de los diputados de Morena por garantizar vivienda gratuita a 270 grupos de supuestos damnificados del sismo del 19 de septiembre fue calificado por los diputados de otras fuerzas parlamentarias como un acto de oportunismo político que busca llevar a una resistencia social.

“Apenas estamos en el análisis de la Ley de Reconstrucción y parece que en Morena ya contemplan regalar la vivienda sin los fondos necesarios e incluso pareciera ser que está haciendo un llamado a la resistencia social. Parece que tratan de reavivar una situación como la del 85 inventándose falsos damnificados, los vemos no sólo registrando personas sino también haciendo un falso discurso acerca de que se podían desbloquear y construir casas y departamentos de manera gratuita”, aseveró el perredista Raúl Flores.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Vivienda, Dunia Ludlow, no dudó en calificar la estrategia de Morena como “oportunista”.

Y es que los diputados del grupo parlamentario de Morena organizaron el miércoles 11 de octubre un encuentro con supuestos damnificados de las delegaciones Cuauhtémoc, Azcapotzalco, Tlalpan, Gustavo A. Madero, Benito Juárez y Coyoacán y ahí presentaron a más de 200 personas la iniciativa de Ley de Reconstrucción que impulsan para que grupos afines a Andrés Manuel López Obrador como la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ), brazo del Movimiento Urbano Popular (MUP) que nació después del sismo de 1985, y la Coordinadora Democrática de la Ciudad de México aprovechen la situación de las familias que perdieron sus hogares y exigir vivienda gratuita al Gobierno de Miguel Ángel Mancera.

En esta operación se encuentran trabajando los líderes de estas asociaciones, Felipe Rodríguez Aguirre y Luis Manuel Ortiz Pérez, junto a la diputada federal Alicia Barrientos Pantoja, quienes después del 19 de septiembre han organizado campamentos de quienes se dicen damnificados.

Ya que las delegaciones más afectadas por el sismo fueron la Cuauhtémoc y Benito Juárez, el diputado Raúl Flores advierte que estos grupos, con el auspicio de Morena, pretenden hacerse con predios donde el valor del suelo es más caro y hacerse con espacios de hasta 8 millones de pesos.

“Con falsos damnificados quieren que el Gobierno de la ciudad expropie predios donde el suelo es más caro, que son delegaciones céntricas. Entonces, llamo a la prudencia, que no se manipule a las personas, porque Morena está actuando para generar un ambiente de desobediencia”, aseveró.

Por ello, advirtió que los verdaderos afectados no deben llenar los formatos que Morena está repartiendo en este tipo de reuniones y acercarse a los esquemas de financiamiento que la administración de Miguel Ángel Mancera activó a través del Fonaden, con los que se puede obtener un crédito de hasta 2 millones de pesos con un 9 por ciento de interés.

En tanto, la presidenta de la Comisióin de Desarrollo e Infraestructura Urbana, Margrita Martínez Fisher, aseguró que “cualquier intento de politizar o lucrar electoralmente con esta tragedia es criminal”.