• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Integrantes del combinado croata, tras la serie de penaltis; atrás, los daneses envueltos en tristeza, ayer. Foto: AP

Croacia sufrió mucho, pero se impuso a Dinamarca en una dramática serie de penales, por 3-2 y consiguió su pase a los cuartos de final, instancia en la que se verá las caras con el local, Rusia, el próximo sábado en Sochi.

Nizni Nóvgorod fue testigo de la cuarta eliminatoria de los octavos de final de Rusia 2018, la segunda en definirse con tiros desde los once pasos.

El juego entre balcánicos y escandinavos comenzó a tambor batiente. Apenas transcurrían los primeros 55 segundos del cotejo, cuando los dirigidos por Age Hareide se adelantaron en el marcador gracias a la anotación de Mathias Jorgensen, quien en una jugada confusa disparó al arco defendido por Danijel Subasic, a quien el esférico se le escurrió entre las piernas.

Pero la alegría danesa se esfumó muy pronto. Mandzukic emparejó los cartones al 4’ con un tiro de derecha en el área, tras un mal rechace de la zaga de Dinamarca.

Foto: AP

Este vertiginoso inicio hacía imaginar que se vendría una lluvia de goles. Pero no ocurrió, aunque sí hubo muchas emociones fuertes y el dramatismo.

Ambos conjuntos intentaron sentenciar la serie en el tiempo regular, pero ninguno de los dos fue capaz de lograrlo.

Después de 90 minutos, el duelo culminó 1-1 y se tuvo que recurrir a los tiempos extra. Al minuto 113, Croacia tuvo la gran chance de ponerse en ventaja nuevamente cuando el silbante argentino Néstor Pitana cobró un penal en el área tras una infracción de Jorgensen (autor del gol de Dinamarca) sobre Ante Rebic.

Modric cobró, pero no estuvo fino. Disparó raso y sin colocación, por lo que  Schmeichel adivinó su tiro y se quedó con el esférico, al que acarició suavemente.

No ocurrió nada más en los minutos restantes y llegó lo inevitable: la serie de penaltis. Dinamarca cobró el primero. Subasic evitó que se adelantara tras contener el intento de Eriksen. El primer tiro croata tampoco terminó adentró de la portería, pues Schmeichel tapó el cobro de Badelj.

Foto: AP

Simon Kjaer y Krohn-Dehli fueron los únicos daneses que acertaron. Los croatas avanzaron gracias a la efectividad de Kramarik, Modric y Rakitic, motivo por el que el cuadro dirigido por Dalic está en cuartos.

  • El Dato: El gol del danés Mathias Jorgensen, a los 55 segundos del encuentro ante Croacia, es el más rápido del presente Mundial.

 

Compartir