Cuaderno de chofer destapa escándalo de corrupción en Argentina

La trama de corrupción involucra a seis son exfuncionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández; también salpica a empresarios que fueron beneficiados con millonarios contratos de obra pública

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Oscar Bernardo Centeno
Libreta y chofer Oscar Bernardo Centeno

El sistema de corrupción imperante en Argentina entre políticos y empresarios quedó al descubierto de manera insólita gracias a los cuadernos en los que un chofer llevó el registro pormenorizado del traslado de sobornos en efectivo.

El escándalo, que fue revelado por el diario La Nación, provocó ya la detención de 12 acusados, de los cuales seis son exfuncionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, y el resto, empresarios que fueron beneficiados con millonarios contratos de obra pública.

En total, son 36 las personas que podrían terminar involucradas en un caso que aquí ya se compara con el “Lava Jato”, la investigación que puso al descubierto los mecanismos de la corrupción en Brasil.

Esta es la primera vez en Argentina que una causa por corrupción permite la detención de tantos imputados, entre ellos políticos que perdieron el poder e influyentes empresarios que solían ser cobijados por la impunidad.

Además, el caso también llega hasta los escalafones más altos de la política, ya que entre las empresas sospechosas de haber participado del circuito de sobornos se encuentra una que fue propiedad de la familia del presidente Mauricio Macri.

A ello se suma el hecho de que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien ya enfrenta otras causas judiciales, será indagada el próximo 13 de agosto.

Lo más probable es que, después de su declaración, el juez Claudio Bonadío la termine acusando de formar parte de una asociación ilícita que permitió el desvío de millones de pesos del presupuesto público.

La historia comenzó en enero pasado, cuando un periodista del diario La Nación recibió ocho cuadernos escritos por Oscar Centeno, quien durante una década fue chofer de Roberto Baratta, quien fue secretario del Ministerio de Planificación durante los 12 años de gobiernos kirchneristas.

Baratta era el principal colaborador de Julio de Vido, el poderoso exministro de Planificación que estaba a cargo de los contratos de obras públicas y quien ya está preso por otras causas judiciales.

Lo que Baratta no sabía era que su chofer llevaba un registro pormenorizado de los sitios a donde lo llevaba, con quiénes, en qué horario y, sobre todo, qué trasladaba.

En una especie de “diario de la corrupción”, el chofer anotó los bolsos con dinero en efectivo que Baratta recogía en empresas que habían recibido contratos de obras por parte del gobierno, y que luego llevaba a Kirchner.

Cuando el expresidente murió, según las anotaciones de Centeno, los presuntos sobornos fueron entregados entonces a Fernández de Kirchner tanto en la residencia presidencial de Olivos como en su casa particular en Buenos Aires.

El dinero también era entregado al propio De Vido e incluso Baratta se quedaba con su parte, siempre de acuerdo con los escritos del chofer que está a punto de convertirse en un testigo arrepentido para develar aún más detalles de la corrupción enraizada en el país sudamericano.

Los detenidos son: 

  • Oscar Bernardo Centeno (Chofer de Baratta y quien escribió los 8 cuadernos con los detalles del reparto de las presuntas coimas)
  • Roberto Baratta (Ex secretario de coordinación y control de gestión)
  • Walter Fagyas (Ex presidente de Enarsa)
  • Hugo Martín Larraburu (Ex coordinador de la jefatura de Gabinete)
  • Jorge Guillermo Neira (Vicepresidente de Electroingeniería)
  • Armando Roberto Loson (Presidente del Grupo Albanesi)
  • Carlos José Mundin (Presidente de la empresa de ingeniería BTU)
  • Rafael Enrique Llorens (Ex secretario de Coordinación y control del ministerio de Planificación)
  • Nelson Javier Lazarte (Ex secretario de Baratta)
  • Claudio Javier Glazman (Director de sociedad Latinoamericana de Inversiones)
  • Gerardo Luis Ferreyra (Vicepresidente de electroingeniería)
  • Héctor Javier Sánchez Caballero (CEO de Iecsa, la exempresa del primo de Mauricio Macri)

 

 

 

 

 

 

 

cls