17.7 mdp se invertiran en patrimonio del DF

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Arturo López (Cortesía Conaculta)

Casi 18 millones de pesos deberán ser aprobados por la Cámara de Diputados del Congreso, para que nueve de los 22 de templos en emergencia en el Centro Histórico de la Ciudad de México sean restaurados.

“Estamos esperando recursos federales. Tenemos planeación para intervenir 15 inmuebles. Tenemos previstos solicitar 17.7 millones de pesos para la emergencia de algunos monumentos en el Centro Histórico”, adelanta Raúl Delgado, director general de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de Conaculta.

Adicionalmente, este organismo espera le sea aprobado presupuesto extra para atender las necesidades de la Catedral Metropolitana, la cual, según explica, están en la obligación de darle seguimiento a las obras que se hicieron.

Hay una realidad palpable. El presupuesto que se aprueba para la intervención de los monumentos históricos, culturales y religiosos del país es insuficiente para atender sus demandas.

“No nos alcanza para todos ellos. Algunos que no tienen una emergencia contundente los reprogramamos para el año siguiente. No ha dejado el gobierno federal de atender estos monumentos. Incluso tengo indicaciones del presidente de Conaculta (Rafael Tovar y de Teresa) de darle prioridad al patrimonio de este país”, recalca el arquitecto.

Para Delgado, la labor de preservar el patrimonio mexicano es compartida: “Aunque la nación es propietaria de estas estructuras, en realidad los templos tienen una vocación antropológica e histórica de muchos años, que han conservado, y están también bajo resguardo de las asociaciones religiosas (...) Por eso compartimos desde el principio este diagnóstico (con representantes de la Iglesia). Pensamos en intervenir en lo que es más urgente”.

“Las tareas de conservación, mantenimiento y preservación de este patrimonio nos corresponden a todos, a varias instancias, cada quien en la esfera de su competencia”, argumenta.

“Como unidad administrativa, trabajamos en los términos de la Ley de Bienes Nacionales, la Ley de Obras Públicas y su reglamento; los recursos vienen de una partida fiscal anual”, abunda el titular del departamento de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural.

El ente gubernamental, dependiente de Conaculta, manifiesta el arquitecto, recibe innumerables solicitudes para evaluar y reparar estructuras patrimoniales.

“Recibimos todo tipo de peticiones de parte de las autoridades religiosas, de los párrocos; a veces de otras autoridades del Episcopado, de la Comisión de Arte Sacro o de las asociaciones civiles, del comité de pro restauración. Hay comunidades también de algunos poblados que están muy atentas a que los inmuebles que se encuentran en su localidad estén en buen estado”, comenta Delgado.

El arquitecto detalla que a partir de una solicitud de restauración, empiezan las gestiones dentro del departamento que él dirige: “Las analizamos y, en función de eso, programamos las restauración. Antes verificamos la certeza de esa información y hacemos una jerarquización de acuerdo con las prioridades y las emergencias. Lo programamos con un año de anticipación, para poder hacer nuestra planeación de recursos y la gestión de los mismos”.

Actualmente la Basílica de Guadalupe presenta hundimiento en su estructura.

“Expertos privados, colegas de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Facultad de Ingenería y otros organismos científicos, que a veces nos acompañan de manera honorífica para vigilar todo eso, hemos medido y apreciado que se está deslizando el monumento. Tenemos trabajos de recimentación en El Pocito”, adelanta Delgado.