Martes 20.10.2020 - 15:05

A través del ballet, Canadá se reconcilia con sus indígenas

A través del ballet, Canadá se reconcilia con sus indígenas
Por:

Hace 100 años en Canadá se emprendió una campaña para “reeducar” a los hijos de indígenas, quienes eran arrebatados a sus padres para internarlos en escuelas residenciales, donde durante el tiempo que se implementó este sistema, hasta 1996, murieron al menos seis mil menores.

Fue un hecho que en 2008 llevó al gobierno de ese país a ofrecer una disculpa pública y después, la reconocida compañía Royal Winnipeg Ballet, mediante el lenguaje de la danza, abordó estos sucesos en la aclamada puesta en escena Going Home Star, considerada una de las obras más conmovedoras de su repertorio.  Ahora, esta pieza se presenta en México, en el marco del Festival Internacional Cervantino,

“La Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Canadá pidió al director de la compañía (Andrés Lewis) hacer una obra representativa de este momento histórico; tratamos de ser una voz más porque mucha gente aquí en Canadá no sabía que había ocurrido esa campaña de asimilación forzada de la cultura”, explicó a La Razón, Jaime Vargas, maestro de la agrupación dancística y el primer mexicano en ser nominado al premio Benois de la Danse.

“Siento que es muy importante esta obra para que la gente pueda reconocer que somos la misma familia, que es momento de reconciliar”

Jaime Vargas

Maestro del Royal Winnipeg Ballet

La puesta en escena de Mark Godden, que cuenta con la participación de 26 bailarines, cuenta la historia de Annie, una joven indígena que trabaja como estilista en un elegante salón y suele pasar sus días en fiestas, clubes con atractivos jóvenes, pero cuya vida cambia cuando conoce a Gordon, un indigente que es sobreviviente de las escuelas residenciales.

“Gordon es como un chamán, se encuentran de repente en el metro, hay una conexión importante y ayuda a Annie a saber más de su pasado; ella va encontrado toda esa parte cultural que había perdido y se empieza a reconectar con ella, y todo esto ayuda a que Gordón pueda sanar esas heridas que tiene y todo ese peso de la escuela residencial que tiene todo el tiempo”, señaló Vargas.

Para la creación de esta coreografía, el también primer mexicano en formar parte de una compañía de ballet internacional, detalló que contaron con la colaboración de indígenas, y todos los involucrados en el montaje de la puesta en escena acudieron a un ritual para conocer más acerca de las costumbres en comunidades originarias de Canadá.

[caption id="attachment_994032" align="alignnone" width="696"] Los bailarines Sophia Lee y Lian Xing, en una escena del montaje. Fotos cortesía•Samanta Katz y Réjean Brandt[/caption]

“Como los bailarines son de diferentes nacionalidades, para que ellos pudieran entender lo que estaban contando y verlo desde un punto de vista más íntimo, personas ya mayores vinieron a compartir su historia y lo que están viviendo ahora; fueron momentos muy emocionales. Además, un día se llevó a los bailarines a un centro ceremonial de lo sagrado, se les invitó a un ritual, que es parecido a un temazcal, se  explicaron los simbolismos de éste”, resaltó.

Por ello, la coreografía de Godden, que se acerca más al neoclásico, incluye muchos simbolismos, tanto alusiones a la concepción de las direcciones cardinales, así como las temporadas del año: primavera, verano, otoño e invierno.

El Dato: La compañía se fundó en 1939 por Gweneth Lloyd y Betty Farrally; es la primera y única compañía de Norteamérica en tener la designación Royal, título otorgado en 1953.

“Aunque dentro de la obra representamos cosas que sucedieron en la escuela residencial, le dimos un enfoque al final de lo que está sucediendo ahorita, que es la parte positiva; estamos trabajando para la reconciliación”, destacó.

Para Vargas, traer esta obra a México tiene un significado especial, ya que durante la Conquista también se cometieron atrocidades  contra indígenas. “Desde antes sentí que era una obra que debería ir a México y a los países latinos, por su contenido y similitud con nuestra historia, sólo que la única diferencia es que en países latinos ocurrió

hace 500 años”.

El montaje, que se presentará el 11 y 12 de octubre en Guanajuato y el 15 del mismo mes en el Auditorio Nacional, cuenta también con la participación de Tina Keeper, la productora asociada, quien tiene ascendencia Cree; en el diseño escenográfico está KC Addams, artista de ascendencia indígena; y el diseño de vestuario está a cargo de Paul Daigle.

Going Home Star

Guanajuato: 11 y 12 de octubre, a las 20:00 y 12:00 horas, en el Auditorio del Estado

Ciudad de México: 15 de octubre, a las 20:30 horas, en el Auditorio Nacional

Localidades: De $300 a $1700

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/cultura/gabriela-couturier-profundiza-en-los-exilios/