Bertha Diaz escribe versos inspirados en La Malinche

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Fotoarte Jorge García Báez La Razón

La poeta mexicana —residente en Madrid, España, desde 1974— Bertha Díaz Olmos ha tomado a la polémica figura de la Malinche para conformar el invocador entramado visual-oral, Ficción poética sobre la Malinche.

Entrevistada vía telefónica por La Razón expuso los objetivos del proyecto que ha despertado interés en España: “Con prosa, versos e ilustraciones animadas hacemos un viaje de quinientos años a partir del  momento histórico en que aparece la Malinche y su papel en la conquista”.

La idea nace tras la publicación de Detrás del corazón de Malinche (Ediciones Endymion, 1992), poemario en el que Díaz Olmos aborda una de las temáticas fundamentales del encuentro cultural de dos mundos producto de la conquista: “El malinchismo”, asunto debatido más de una vez dentro de las complejas relaciones hispano-mexicanas. Los sueños y sentimientos de Malinche: su relación sentimental con Cortés y el inicio del mestizaje que define a México.

“Mediante los poemas de mi libro y con las proyecciones, invocamos a Malinche para que nos cuente lo que sentía, lo que imaginaba y cómo sobrevivió al encuentro sentimental con Hernán Cortés. Viaje complementado con las reflexiones de distintos autores, quienes no han podido resistirse a escribir sobre esta figura histórica. No deja de ser curioso que en esas opiniones se reflejen las características y la problemática del tiempo que a estos escritores les tocó vivir: a pesar de que Doña Marina fue ‘La Voz de Cortés’, en realidad, poco sabemos sobre lo que ella realmente pensaba”, apuntó la también autora del ensayo La Malinche. Arquetipo mexicano.

“La Malinche es el arquetipo de la mujer mexicana enamorada, apasionada, inteligente y leal, que en todo momento está dispuesta a aliarse al hombre que ama y hacer suyos sus sueños: capaz de sumergirse —sin fundirse— en el otro. El arquetipo de Malinche anidaba en mí, muy dentro, muy cerca y muy lejano, en los genes que componen mi nombre y mí historia. La poesía puede ser también un canal para conectar el mundo real con el irreal. En esta puesta escenográfica visual-oral intento comunicar esos paradigmas”, apuntó.

“Fuimos, nos dimos una juventud, / una cara sin marcas, / un cuerpo elástico, / lo terrible, lo primero, / sin palabras, con urgencia, en completa libertad. / Se sale del espejo, se cancela la imagen. / Para comulgar con el ayer, guardamos lo común, lo personal. / España, tú y yo. / Lo que ya no haremos, / el ideal que yo invente. / Vivimos un espejismo / para no perder el alma”: habla de la Malinche, confesión palpitante en el lienzo del amor, en los puertos de la mirada acuciante, en las sílabas de un delirio acuoso: preludios de una crónica concluyente. México y España fusionados en el amor. La Malinche iniciadora de un idilio que el tiempo ha fijado en la presencia de lo que somos como país.

Ficción poetica sobre la Malinche ha sido presentado en el Ateneo de Madrid (presentación del libro), sesiones de la Colonia Mexicana en Madrid, Instituto de México en España y Museo de America (Madrid) con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la colaboración del diseñador Luis Segovia, el ingeniero Julian Name Flores Merino y el técnico en mapeo Carlos de la Parra.

“Estamos preparando una ejecución para este año o el próximo en Casa de América, Madrid. El público español está muy interesado en la Malinche, mujer que jugó un papel determinante en la conquista”, concluyó Bertha Díaz Olmos, difusora de las raíces de nuestra cultura en España.