• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Cortesía Gloria Minauro

Con la coreografía XX, que protesta contra la violencia del cuerpo femenino, la compañía de danza contemporánea Camerino 4 celebra dos décadas de existencia y se une a los festejos por el centenario del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

Una puesta en escena que explora cómo a través del cuerpo se violenta a la mujer en su día a día, a nivel físico y simbólico. 

“Es una obra que aborda el cuerpo de la mujer desde una perspectiva de violencia de género, lamentablemente es un tema que forma parte de una realidad cotidiana”, explicó a La Razón la coreógrafa Magdalena Brezzo. 

La propuesta coreográfica es minimalista: participan cinco bailarinas que se mueven creando una especie de GIF humano, mientras se proyecta un video, que a manera de blog, va narrando la pieza. 

Dicho video, El hombre que confundido a su mujer con un sombrero, creado por la coreógrafa, forma parte del archivo del Museo de Arte Moderno de Nueva York 

La también escultora y ganadora en cuatro ocasiones del Premio Nacional de Danza, quiso abordar esta temática debido a la violencia directa e indirecta que ha sufrido, por ello la puesta en escena es una especie de protesta contra esta situación. 

“Violencia directa o indirecta he sufrido por pertenecer a un mundo patriarcal, es difícil no ser violentada. Son reflexiones de mi experiencia de formar parte de una cotidianidad así las que me llevan a montar esta obra”, destacó la artista. 

Aclaró que su intención no es hacer una denuncia de la situación actual que viven las mujeres, sino “generar un espacio de empatía sensible y de conciencia sobre una realidad, analizar de qué manera ponemos el cuerpo las mujeres y de qué maneras somos tratadas, cómo es tratado nuestro cuerpo”, expresó. 

En un momento en que cada vez más mujeres denuncian acosos o abusos en su contra, la coreógrafa celebra que se estén dando estos cambios. 

“Me parece que todo lo que se exprese en palabras y la denuncia de este acoso es para celebrar; lo que me parece más importante es que se está empezando a creer en lo que dice una mujer, no son denuncias aisladas”, apuntó. 

La obra se presenta hoy a las 20:30 en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. Sólo ofrecerá una función. 

 

Compartir