Combaten censura de China con danza

Combaten censura de China con danza
Por:

Como si de una máquina del tiempo se tratara la compañía neoyorkina Shen Yun, recorre 5 mil años de historia china. Su objetivo es reivindicar los valores espirituales y tradicionales de una nación que tras la Revolución Cultural de Mao Tse Tung parece haber olvidado a fuerza de imposiciones y promesas  rotas la simple facultad de elegir sobre su futuro.

El espectáculo, que combina una visión profundamente optimista sobre el mundo, relacionada con la práctica del Falun Dafa, y una marcada posición frente al régimen chino, ofrecerá cuatro funciones en nuestro país los próximos 8 y 9, 10,11 y 12 de mayo en las ciudades de Querétaro y Monterrey. A su paso por la Ciudad de México, voceros del espectáculo hablaron acerca de la imposición del régimen para prohibir la presentación de Shen Yun en Puebla y en el Coloso de Reforma.

“Tuvimos información de que la gente de la Embajada de China en México habló al Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla para evitar que Shen Yun se presentara en ese estado. En 2013 sucedió algo similar. Hablaron al Auditorio Nacional para convencerlos de que no se llevara a cabo el montaje. La amenaza es real porque la hemos visto en otros países. En ocasiones anteriores incluso solicitamos el apoyo de seguridad pública, en está ocasión los aministradores del Auditorio rechazaron la petición de la embajada china”, comentó la vocera del espectáculo Ilona Ilea a La Razón.

El dato:

La danza clásica china era utilizada para expresar valores espirituales como el honor, la sabiduría y la espiritualidad.

Para el régimen comunista del gigante asiático, la puesta en escena en la que participan más de 80 bailarines, considerados entre los mejores de la danza clásica china el show no es sólo un acto dancístico inofensivo ya que muchos de los artistas participantes son prácticanytes de Falun Dafa, un corriente filosófica prohibida por las leyes del país.

De acuerdo con un estudio hecho por los activistas canadienses David Kilgour y David Matas, más de 40 mil personas han muerto en China por practicar Falun Dafa. Un informe especial de la ONU señala que, desde 2000, han sido identificados 314 casos de tortura en ese país.

En 2009, The New York Times informó sobre una ola de represión que había cobrado la vida de al menos 2 mil personas.

En dos actos de la obra, se alude a la problemática que enfrentan los practicantes, que incluso se exponen al arresto a la mutilación. En palabras de la vocera esto no se debe a otra causa sino al hecho de que aquellas personas que practican la doctrina budista se exponen a un despertar de la conciencia que para cualquier régimen totalitario supone un peligro.

“La amenaza para el régimen es que las personas puedan encontrar sus raíces ancestrales, que a través del Falun Dafa  lleguen a una iluminación que los  haga escapar del régimen de terror en el que viven”, agregó.