Compra tu casa… en la tienda

Quieren que el Edomex dé más fondos al Metro
Por:

Mónica Villanueva/3.80.3.65

El desconcierto por no poder tener los recursos para construir una vivienda o acceder a cualquier tipo de crédito se va a acabar. Esto gracias a los investigadores de la Universidad Autónoma de México que ha creado una casa modular.

La idea es que por un costo mucho menor al de las viviendas actuales, las familias cuenten con ‘un techo’ bien seguro que resguarde recamaras, sala, comedor, cocina, baño, con sólo 13 piezas que se unen por medio de tubos, sin necesidad de pegamentos o cemento.

Parece irreal y suena a que va a ser la casa de paja de los tres cerditos, pero la realidad es muy distinta, pues los bloques que componen paredes, techo y piso, aunque relativamente ligeros para que puedan ser transportados, son tan resistentes como el concreto.

Roberto Uribe Afif, académico de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, y un grupo de colaboradores, integrado por Homero Jesús Montaño Román, Bernardo Martínez Sánchez y Antonio Silva Madrid, diseñaron el sistema de construcción de vivienda ligera de bajo costo, denominado Habtec.

“Planteamos la posibilidad que una pareja edifique manualmente, sin complicaciones constructivas y sin los conocimientos avanzados que normalmente requiere una tarea como ésta”, dijo Uribe Afif.

El ingeniero dijo que en un inicio tenían mil 25 piezas y tras agotar todas las pruebas se eligieron 13 con el menor peso posible y solidez adecuada

Para darle forma a la casa modular Habtec, los ingenieros universitarios diseñaron la forma de las piezas que, ensambladas con el apoyo de tubos dispuestos verticalmente, se sostienen sólo por su propio peso, lo que proporciona estabilidad a los muros, explicó.

Pero por si fuera poco, los ingenieros también pensaron en tres modelos agradables y confortables.

El sistema ingenieril de Habtec es sencillo: las piezas se sujetan a los tubos y se van ensamblando sin necesidad de pegamento; las más pesadas, que integran la losa del techo, no superaran los 35 kilogramos para que dos personas puedan cargarlas sin problema.

El proyecto ya ha sido presentado en foros internacionales y el año pasado obtuvo el Premio León Bialik a la Innovación Tecnológica 2008.

Las familias mexicanas no cuentan con los recursos necesarios para comprar una vivienda completa; por ello, los ingenieros universitarios diseñaron un módulo base que comprende recámara, cocina y baño, que se conoce como “pie de casa”. Posteriormente, se pueden adquirir otros módulos y armarlos poco a poco, según las necesidades y posibilidades económicas.

Manual de construcción

Aunque el proceso de comercialización de la casa no está del todo definido, sus creadores cuentan con una red de distribución que abarca prácticamente todo el país. Una vez que el trámite de la patente se haya cumplido, estarán a la venta los paquetes para su construcción.

Montaño Román abundó que se contempla la adquisición a plazos. De acuerdo con ese esquema, se darían facilidades para asegurar la compra; personas de bajos recursos podrían pagar semanalmente el primer módulo y luego añadir otros.

En el diseño de la casa, el equipo de ingenieros de la UNAM consideró no afectar el medio ambiente y ofrecer a los consumidores calidad de vida a bajo costo.

La ingeniería en este proceso de construcción ya está incluida; es decir, quien adquiera la vivienda no tendrá que buscar a un profesional para que supervise la cimentación, porque ya fue sometida a análisis que garantizan su seguridad y confort.

mvg