Miércoles 8.07.2020 - 02:44

Congreso pide cuentas por templo destruido

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos Néstor Jiménez La Razón

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión hizo un llamado a la directora General del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), María Teresa Franco, para que informe sobre las acciones que ha realizado la dependencia para investigar el caso de la demolición de la Capilla del Santo Cristo, en San Pablo del Monte, ubicada en Tlaxcala.

También solicitó al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) información sobre la destrucción de este templo del siglo XVIII, catalogado como monumento nacional por su valor arquitectónico e histórico, el cual fue derrumbado con una retroexcavadoras entre el 25 y 26 de julio.

Las propuestas fueron suscritas en dos puntos de acuerdo presentadas el pasado cinco de agosto, uno de ellos, suscrito por la senadora del PAN, Mariana Gómez del Campo, en el que llama a la titular del INAH para que asista a una Reunión de Trabajo para abordar dicho caso.

Otro documento, suscrito por la bancada del PRI en el senado, solicita al INAH y al Conaculta un reporte detallado sobre las medidas tomadas a raíz de la destrucción del templo franciscano.

Además exhorta a ambas dependencias a “llevar a cabo las acciones necesarias para proteger los bienes artísticos, culturales e históricos que se hayan encontrado en dicho inmueble”, y “reforzar las medidas de protección de monumentos arqueológicos, artísticos  e históricos”.

La Procuraduría General de la República (PGR) deberá rendir cuenta del avance de las investigaciones. Por su parte, el Municipio de San Pablo del Monte, Tlaxcala, está en la obligación de explicar cuáles fueron las acciones emprendidas antes, durante y después de la demolición.

Dentro de los documentos, los legisladores recalcan que el inmueble “era un claro ejemplo de arquitectura tradicional religiosa, cuyos antecedentes virreinales añadían un valor especial. Se trataba de una construcción franciscana del siglo XVIII que se vio enriquecida con las aportaciones de la arquitectura de los siglos XIX y XX”.

Para la fracción tricolor, en la Cámara alta, es “lamentable la demolición de este importante monumento histórico patrimonio de los tlaxcaltecas y los mexicanos, pues creemos que este lamentable hecho constituye un daño al legado cultural del país. Los bienes históricos y culturales forman parte de una rica herencia nacional que los mexicanos estamos obligados a preservar”.

La Razón dio a conocer el pasado 31 de julio que, de acuerdo a los vecinos del lugar, fueron los mayordomos —encargados de las fiestas patronales—, quienes promovieron la destrucción del monumento para que se apreciara un templo construido hace 15 años.

La propuesta había sido discutida desde hace una década. Según fuentes, era del conocimiento del sacerdote de San Pablo del Monte, Juventino Rocha Lima.

Ambos puntos de acuerdo deberán ser valorados por la Segunda Comisión de la Permanente y someterse, posteriormente, a votación en el Pleno de este órgano.

Los pobladores usaron tres trascabos para remover los escombros; siete horas

les tomó derribar la capilla histórica.