Del Toro exhibe sus monstruos aquí y por última vez

Del Toro exhibe sus monstruos aquí y por última vez
Por:

Hay un refrán que dice que “nadie es profeta en su tierra”; sin embargo, éste no aplica para el cineasta tapatío Guillermo del Toro, quien se encuentra en su ciudad natal Guadalajara para la inauguración de colección privada En casa con mis monstruos, que ha recorrido algunas metrópolis de Estados Unidos y Canadá, con el fin de que la gente conozca un poco más de su vida creativa, que lo ha llevado a ser uno de los directores favoritos en su género.

[caption id="attachment_931479" align="alignleft" width="263"] Foto: Carlos Mora > La Razón de México.[/caption]

 

“Para mí es muy importante traer está exposición a Guadalajara, porque será la última vez que se expone la obra en un lugar del mundo”, comentó ayer el ganador del Oscar, en conferencia de prensa.

 

 

 

De tal forma que por primera y última ocasión se podrán apreciar 900 piezas que forman parte de su universo creativo. En un recorrido por los mil 800 metros cuadrados que tiene el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (Musa) se albergan obras como el Hombre anfibio de La forma del agua, el Hombre pálido de El laberinto del fauno, y las criaturas de El espinazo del diablo. También hay objetos que aluden a los artistas que han sido su fuente de inspiración, desde los pintores  Diego Rivera, José Clemente Orozco, hasta los escritores H. P. Lovecraft, Mariano Azuela y Edgar Allan Poe, por mencionar algunos.

“Muchas veces la gente no logra apreciar en las cintas ciertos detalles, por eso uno de los aspectos importantes es que puedan admirar el nivel de trabajo que implica dar vida a una pieza, el nivel escultórico y pictórico. Son capas y capas de creación que lleva un objeto o una criatura, que te lleva a un nivel artístico diferente a la pintura o a la escultura. Ver que inspire a otras personas es maravilloso, ya con eso me doy por servido”, expresó.

[gallery link="file" size="full" td_select_gallery_slide="slide" ids="eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMzAwLmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzEzMDAiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMjc4LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzEyNzgiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMjc2LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzEyNzYiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMjYwLmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzEyNjAiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMjU1LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzEyNTUiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMjUxLmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzEyNTEiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMjA1LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzEyMDUiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMTk0LWUxNTU5MjAwNjE4NzA0LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzExOTQiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMTczLWUxNTU5MjAwNTU5MzM1LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzExNzMiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMTY1LWUxNTU5MjAwNTM0MTk3LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzExNjUiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMTU4LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzExNTgiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMTM4LWUxNTU5MjAwMzM3ODU1LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzExMzgiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL0lNR18xMTM3LWUxNTU5MjAwNDk5MjM1LmpwZyIsInRpdGxlIjoiSU1HXzExMzciLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9"]

Las piezas de la exposición están dispuestas en ocho salas que obedecen a tres ejes que se entrecruzan. El primero se refiere a Guillermo como coleccionista: está conformado por objetos de autores que son fuente de inspiración e influencia en su trabajo. El segundo cuenta su faceta como artista: obras creadas y diseñadas por él y sus colaboradores para la realización de sus historias y películas. El tercero está compuesto por piezas artísticas seleccionadas para esta exposición, en su mayoría de arte mexicano.

“Lo importante para mí es que no se hizo la curaduría en torno a las películas el cine, es la identidad que se forma en la manera que la organizamos, no es por película ni filmografía, no hay un anecdotario, eso no es lo importante, lo relevante es el diálogo que quiero que tengan con los monstruos y que aprecio la belleza en lugares donde no se imaginan”, destacó el director de Hellboy.

Sobre el futuro que tendrán las piezas, una vez que haya concluido su estancia el 27 de octubre, adelantó: “estamos en pláticas con cuatro museos, que las verán en noviembre y ya veré con cuáles de quedan y  en enero o febrero se anunciará a cuáles recintos irán, lo que sí es que una de las condiciones es que sean exhibidas permanentemente y que no queden en las bodegas”.

Y agregó: “tengo una colección de cerca de tres mil piezas, claro no pueden salir todas y aquí en el Musa están las que creímos convenientes junto a Eugenio Caballero (el curador).

[gallery order="DESC" size="medium" td_select_gallery_slide="slide" ids="eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL1doYXRzQXBwLUltYWdlLTIwMTktMDUtMjktYXQtMTUuMTIuNDIuanBlZyIsInRpdGxlIjoiV2hhdHNBcHAtSW1hZ2UtMjAxOS0wNS0yOS1hdC0xNS4xMi40MiIsImNhcHRpb24iOiJGb3RvOiBDYXJsb3MgTW9yYSIsImFsdCI6IiIsImRlc2NyaXB0aW9uIjoiIn0=,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL1doYXRzQXBwLUltYWdlLTIwMTktMDUtMjktYXQtMTUuMTIuNDItMS5qcGVnIiwidGl0bGUiOiJXaGF0c0FwcC1JbWFnZS0yMDE5LTA1LTI5LWF0LTE1LjEyLjQyLTEiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL1doYXRzQXBwLUltYWdlLTIwMTktMDUtMjktYXQtMTUuMTMuMTEuanBlZyIsInRpdGxlIjoiV2hhdHNBcHAtSW1hZ2UtMjAxOS0wNS0yOS1hdC0xNS4xMy4xMSIsImNhcHRpb24iOiJGb3RvOiBDYXJsb3MgTW9yYSIsImFsdCI6IiIsImRlc2NyaXB0aW9uIjoiIn0=,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL1doYXRzQXBwLUltYWdlLTIwMTktMDUtMjktYXQtMTUuMTMuMTEtMS5qcGVnIiwidGl0bGUiOiJXaGF0c0FwcC1JbWFnZS0yMDE5LTA1LTI5LWF0LTE1LjEzLjExLTEiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAxOVwvMDVcL1doYXRzQXBwLUltYWdlLTIwMTktMDUtMjktYXQtMTUuMTMuMTEtMi5qcGVnIiwidGl0bGUiOiJXaGF0c0FwcC1JbWFnZS0yMDE5LTA1LTI5LWF0LTE1LjEzLjExLTIiLCJjYXB0aW9uIjoiRm90bzogQ2FybG9zIE1vcmEiLCJhbHQiOiIiLCJkZXNjcmlwdGlvbiI6IiJ9"]

Eugenio Caballero crea experiencia sensorial

Para Eugenio Caballero, el curador detrás de la magna exposición En Casa con mis monstruos, crear el espacio donde el público mexicano pueda apreciar los cientos de objetos y al mismo tiempo tener un viaje sonoro fue un reto y un disfrute.

“Es uno de los trabajos que más disfruté, me pude clavar más en el mundo imaginario de Guillermo del Toro, fue maravilloso trabajar en este majestuoso lugar (el Musa) lleno de historia y arte. No sólo fue colgar las cosas, fue lograr que cada obra pueda transmitir un diálogo con el espectador”, destacó ayer durante la conferencia de prensa.

 

El ganador del Oscar a Mejor Dirección Artística por El laberinto del fauno, también detalló que materializar está exposición en Guadalajara les llevó más de dos años de labor.

“Traer piezas de arte mexicano provenientes de museos de distintas partes del país también conllevó un gran trabajo de gestión. Hay muchas piezas que vienen de más de 20 colecciones entre ellas por supuesto la de Guillermo del Toro, son miles de objetos, cada uno de ellos maravillosos. Es una experiencia sensorial por los sonidos, el diseño de audio y el diseño de los espacios parecida a Bleak House”, explicó.

En casa con mis monstruos

Dónde: Museo de las Artes de Guadalajara

Cuándo: del 1 de junio al 27 de octubre, de 10:00 a 18:00

Costo: de $150 a $180, lunes entrada libre.

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/entretenimiento/guillermo-del-toro-afina-exposicion-en-casa-con-mis-monstruos-cineasta-museo-de-las-artes-guadalajara-piezas-objetos-peliculas/

http://www.3.80.3.65/el-cultural/rosa-huele-a-monzon/

olr