Dali, 25 anos sin relojes aguados y elefantes largos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto: Especial

España.- Las ideas políticas de Salvador Dalí desempeñaron un papel muy relevante en sus inicios artísticos. Posteriormente se le acusó de apoyar ideológicamente el franquismo.

André Breton, llamado “el padre” del surrealismo, se distinguió por sus esfuerzos para separar el nombre de Dalí de esta categoría del arte. Sin embargo, ese enfrentamiento obedecía a motivos más complejos.

De cualquier modo, Dalí nunca fue antisemita como se desprende de su amistosa relación con el afamado arquitecto y diseñador Paul László, que era judío. Manifestó una profunda admiración hacia Freud —a quien conoció personalmente— y hacia Albert Einstein.

Dalí describió un extenso y personal universo simbólico a lo largo de su obra. Los “Relojes blandos”, que habían aparecido en 1931, fueron interpretados como una referencia a la teoría de la relatividad de Einstein.

Otro de sus símbolos recurrentes es el elefante, que apareció por vez primera en el “Sueño causado por el vuelo de una avispa sobre una granada un segundo antes de despertar” (1944). Los elefantes dalinianos, inspirados por el obelisco de Roma de Gian Lorenzo Bernini, suelen aparecer con “patas largas, casi invisibles de deseo” y portando obeliscos en sus lomos.

Dalí produjo alrededor de mil 500 pinturas a lo largo de su carrera, además de decenas de ilustraciones para libros, litografías, diseños escenográficos, vestuarios y una ingente cantidad de dibujos, esculturas y proyectos paralelos en fotografía y cine. Colaboró en la película Dalí en Nueva York (1965), de Jack Bond.

La mayor colección de obras de Dalí está reunida en el Teatro-Museo Dalí de Figueras, seguida por la colección del Salvador Dalí Museum, de San Petersburgo (Florida), que recibió la colección privada de A. Reynolds Morse y su mujer.

SURREALISMO IMPROVISADO