Dan a conocer catálogo de la exposición “Los apóstoles”

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Notimex

Las 12 esculturas monumentales que se exhiben en la explanada del Palacio de Bellas Artes, rinden un homenaje a los promotores del arte, como periodistas, directores de galerías y funcionarios culturales, más no se remiten a los personajes bíblicos, aseguró anoche su autor, Vladimir Cora (1951).

Durante la presentación del catálogo de la muestra “Vladimir Cora. Los apóstoles”, en la Sala Adamo Boari del máximo recinto cultural del país, el artista nayarita celebró la exposición que se presenta en las afueras del recinto de mármol y que finalizará el próximo 18 de junio.

El también pintor adelantó que las esculturas de tres metros de altura, realizadas en madera de huanacaxtle, un árbol emblemático nativo de México y Centroamérica, deambularán en 2011 por tres ciudades galas, como parte del “Año de México en Francia”.

“Los 12 personajes están dedicados a todos ustedes, a todas aquellas personas que luchan por algo, que creen en lo que están haciendo, eso para mí es un apóstol”, expresó.

El artista explicó a Notimex cómo fue que creó cada una estas piezas de arte.

Previo a su participación, dijo haber concebido en 1997 la idea de presentar un grupo de cabezas monumentales, inspirado en un documental sobre las figuras de la Isla de Pascua, de lo que hizo presencia en una serie de dibujos que creó en 2001.

En 2004, abundó, decidió crear cabezas a pequeña escala, pero hacia 2007 desarrolló una serie de bocetos para la realización de 12 esculturas, creadas ex profeso para el Festival Internacional Cervantino.

Las cualidades plásticas de las obras de Cora muestran una extraordinaria diversidad de la conformación del rostro, tallas directas simipolicromadas, con una visión frontal; cada pieza esta esculpida en sus 360 grados, con formas piramidales y cónicas.

De acuerdo con el artista, el concepto del libro, el cual está conformado por cerca de 17 fotografías de las figuras expuestas, busca remitir a la naturaleza de una forma artesanal, en comunión con la exposición.

Mientras las figuras fueron talladas en madera de huanacaxtle por el creador, el libro fue elaborado con papel fabino 100 por ciento ecológico, fabricado con material reciclado y algas marinas.

Las imágenes que reproducen cada una de las 12 esculturas, fueron impresas en papel couché y pegadas a mano en hojas separadas; son precedidas por un boceto impreso en papel albanene, dibujado por Cora; los colores remiten a la madera y su entorno natural.

En tanto que el forro fue realizado con cartón rígido cubierto con papel kraft, ambos reciclados de otros materiales. Las 48 páginas que lo conforman se encuentran únicas, por una cinta de cuero rematada por unas medallas plateadas metálicas con la efigie de un árbol.

Asimismo, contiene textos de la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Consuelo Sáizar; la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Teresa Vicencio, y la directora del Festival Internacional Cervantino, Lidia Camacho.

En uno de los textos, Sáizar asegura que gracias a este apostolado, se percibe esa pasión por la vida, esa imponente y majestuosa solemnidad que sólo siente el hombre cuando se encuentra de frente con la naturaleza.

“El libro brinda testimonio del paso de los apóstoles, por las plazas de México. Recupera con esmero la esencia misma del proyecto de Cora e integra elementos naturales armados a mano, en un proceso artesanal que implicó cuidados afines al espíritu del artista”, destaca.

A su vez, Vicencio califica a Cora como un artista consolidado y que cuenta con reconocimiento pleno en el ámbito internacional de las artes plásticas.

De igual manera, indica que la talla y el estilo de las obras, que recuerdan los orígenes vitales en el más amplio sentido de la expresión, lo conforman como un autor que ha hecho de la imaginación y de la consonancia con el entorno el camino para ahondar en sus raíces y abrirse al mundo.

agp