Publica Tenebra

Daniel Krauze explora el lado oscuro de la política mexicana

Dos historias familiares en los contextos del poder; muestrario de un país desgastado por la corrupción
y una sociedad impasible

Daniel Krauze
El también cuentista, en una fotografía de archivo.Foto: Seix Barral
Por:

El narrador y guionista Daniel Krauze (Ciudad de México, 1982) ganó el Premio Letras Nuevas 2012 con Fallas de origen: novela que escarba en la historia reciente de nuestro país desde la mirada incisiva de un joven que ha regresado a la Ciudad de México y debe enfrentarse a los gestos familiares, amigos, amores, violencia y agravios urdidos en el pasado. Tras colaborar como guionista en varias exitosas series televisivas (Luis Miguel, Un extraño enemigo...), regresa al mundo de la narrativa con Tenebra (Seix Barral, 2020): apuesta novelística que aborda las extenuantes y virulentas circunstancias de un país acosado por los tentáculos de la descomposición social.

Impunidad, corrupción y pérdida de valores en un entorno en que dos personajes (Julio Rangel y Martín Ferrer) convergen en una crónica de pugnas, venganzas y reivindicaciones alrededor de un encumbrado político: dos hombres que navegan por las aguas del juego inclemente y oscuro de la política mexicana. Krauze entrega una recapitulación de los trances que acechan al hombre contemporáneo: dilemas que en “la selva del poder” transitan por una encrucijada marcada por la podredumbre de un sistema regido por la ilegalidad.

“Me interesa abordar los temas políticos con el pretexto de hacer un comentario desde mi perspectiva, de cómo la sociedad ha tolerado durante mucho tiempo la corrupción y la impunidad. Nosotros contribuimos a esa corrupción presente. En ésta, mi segunda novela, me interesaba dialogar sobre esto que yo llamaría ‘impunidad social’, lo cual me parece va más allá de los engranajes del poder”, expuso en conversación con La Razón, el también cuentista Daniel Krauze.

Pienso en Conversación en la Catedral, ¿una novela política en sentido vargasllosiano? Sí, es una novela política que habla de los usos y abusos de una camarilla que ostenta el poder. Es mi testimonio del desaliento que me acosa. Percibo que estamos en un túnel en que no veo la luz, no preveo una solución.

¿Puntos de contacto con Fallas de origen? Hay otra mirada. Tanto los cuentos de Cuervos o la novela Fallas de origen son libros de la conclusión de una juventud. Había cierta dosis de esperanza en aquellos años. Ahora, soy padre de familia. Mi visión es otra.

¿Los protagonistas, Julio y Martín, dos alegorías? Sí. Son dos vidas, dos historias, en medio de las circunstancias de las frondas agrestes de la política en México. Intento desvestir con severidad, sin medias tintas, a un régimen, a una clase política brutal en los mecanismos de la ostentación del poder.

¿Individualismo como corolario de la corrupción? La novela indaga en eso, en el individualismo descarnado. Pertenezco y me formé en un entorno donde el individualismo es manifiesto. Soy un escritor que me atrevo a criticar los vicios de la clase social a la que pertenezco y lo hago por un deber moral.

¿Bitácora de la corrupción en México? No. Eso sí, hay una rigurosa investigación que desemboca en la ficción. Hablé con mucha gente, acumulé referencias, no intentaba escribir un prontuario sobre la corrupción en México, sino una novela. La envíe a la editorial con cierta tranquilidad.

¿Sorprende la agilidad de la prosa y el certero uso de los diálogos? Me interesa el lenguaje y pongo a los personajes a hablar para que el lector los conozca más allá de la voz del narrador, de ahí ese ‘uso certero’, que según usted, hago de los diálogos. Quizás se lo debo a mis lecturas de literatura anglosajona.

Daniel Krauze / Narrador
  • Nació: 1982, Ciudad de México
  • Estudios: Licenciatura en Comunicación en la Universidad Iberoamericana y maestría en Dramatic Writing en la Universidad de NY
  • Otros libros: Cuervos (2007) y Fiebre (2010)

FRAGMENTO DEL LIBRO

Tenebra

Por Daniel Krauze

Martin

Mis papás y mi hermana no han llegado, así que me alivia cuando entra un trío de compañeros de la preparatoria a hacerme compañía. Bernardo, que trabaja para el presidente municipal, es el último en pasar por la puerta. Las playas no están hechas para los velorios: por cumplir con el traje oscuro todos están bañados en sudor.

Estoy consciente de cuánto pelo he perdido: un día me veré en el espejo y lo que antes era una mata castaña, casi rubia, será un toldo de calvicie cuarentona. También he engordado. El peso es una de las víctimas colaterales del divorcio. Alicia me dejó de cocinar y alimentarme se volvió una tarea en vez de un placer. Lo que haya es bueno: hamburguesas, tacos de canasta, sándwiches del Oxxo. El resultado es esta barriga que se nota hasta cuando me pongo bata y estas tetillas que cargo donde otros hombres, más jóvenes y disciplinados que yo, tienen pectorales. Comparado con Bernardo, no obstante, yo sigo siendo el mismo. Me cuesta trabajo encontrar a mi compañero del colegio, el que presumía su abdomen cuadriculado, el de la risa aguda y contagiosa, el que me pedía que nos robáramos las cuatrimotos de mi papá para ir a ligar gringuitas. Si no fuera por su traje creería que es un náufrago al que acaban de rescatar. Tiene un fuego costroso en la orilla de la boca, los cachetes inflamados y las manos tatemadas por culpa del sol.

[....]

Tenebra
Tenebra
  • Autor: Daniel Krauze
  • Género: Novela
  • Editorial: Seix Barral, 2020