Delegado de Cuauhtemoc deja que roben y vandalicen esculturas en la condesa

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Google Maps

La obras de José Sacal que están a lo largo de la Avenida Nuevo León, en la colonia Condesa, han sufrido grandes daños. No sólo se reportó el robo de Santo, que se encontraba específicamente entre la Avenida Ozuluama y la calle Vicente Suárez; otras piezas ubicadas en el paseo tienen basura encima, están oxidadas o marcadas por graffitis. Por si fuera poco, la delegación Cuauhtémoc dice no tener responsabilidad sobre la protección de la valiosa pieza del escultor.

Sobre el robo de la llamativa máscara, en la que los transeúntes de la zona se tomaban fotos, surgió una nueva versión. Un vendedor de plantas, que tiene su puesto justo al frente del sitio en el que se encontraba la escultura de Sacal, aseguró que hace mes y medio, aproximadamente, una mujer que intentaba tomarse una gráfica dentro de la pieza la tiró al piso. Dos días después, desapareció.

“Yo vi justo el momento en el que se cayó. Bueno, no se cayó. Venía una señora con su esposo y con su mamá; ella era medio gordita y estaba chaparrita. La chica no tenía la altura, se paró en la base, se metió en la máscara y se colgó. En ese momento, la máscara se vino hacia adelante. Ella quedó medio golpeada”, contó el testigo.

A pesar de que el hecho ocurrió en julio, no fue sino hasta el pasado miércoles cuando la noticia se dio a conocer. El escultor declaró a Notimex que la pieza –de 2 metros y 60 kilos– había sido robada. El artista interpuso la denuncia correspondiente, además señaló que por la importancia de la obra, la colocó frente a una cámara de video para protegerla, por lo que pide a las autoridades el audiovisual.

“Quién sabe si se la robaron, pero estaba en el piso. Se quedó ahí. Eso fue un sábado, entre las 12 y las 3 pm. El domingo amaneció tirada y el día lunes ya no estaba ahí”, asegura la fuente, que prefirió mantener en resguardo su identidad.

Autoridades se lavan las manos. En el caso del robo de la escultura, la delegación Cuauhtémoc aseguró que no tenía competencia en el resguardo de la exposición, debido a que ya había terminado el periodo autorizado para la exhibición. Así lo señaló José Luis Domínguez Rodríguez, asesor de la Jefatura Delegacional.

“No hubo convenio de aseguramiento. Lo único que se hizo fue una solicitud de refuerzo al sector para vigilancia. Es decir, la unidad de seguridad pública de la Delegación le pide a la SSP-DF que refuerce el resguardo mientras está la exposición”, explicó el consultor.

Domínguez corroboró que el robo había sucedido hace como un mes: “terminó en el periodo en que se había curado la exposición, y por lo tanto se le solicitó que fueran retiradas las obras. Por mala suerte, en ese proceso se robaron la escultura”.

Dejó claro que este hecho ya tiene tiempo y que ya está en manos de la autoridad competente: “la Delegación desde el momento que sucede el robo genera un apoyo por la solidaridad, pero ya no era competencia de la demarcación”.

El funcionario explicó que estos hechos se dieron aproximadamente entre el 11 y 12 de julio y que, al día siguiente, el director de Seguridad Pública de la demarcación lo acompañó a levantar la denuncia.

“Se hizo la denuncia. Está en todo el proceso de investigación ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. Inclusive el director de Seguridad Pública acompañó a José Sacal con el Consejo Ciudadano de Procuración de Justicia, con la finalidad de que ellos apoyaran en el desarrollo de la investigación, y verificaran que se llevara de una forma más ágil”, afirmó.

Respecto a las cámaras de seguridad que se encontraban en las cercanías, dijo que aún el artista está en espera de los resultados y que, desde el tiempo en que se llevaron los hechos a la fecha, no han tenido ningún indicio.

Ver gráfico

Monreal afirma que velará por obras de artistas

Néstor Jiménez/ mexico@3.80.3.65

El jefe delegacional electo de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, lamentó que las actuales autoridades de la demarcación “se laven las manos” en el caso del robo de la escultura de El Santo, del artista José Sacal; y calificó como una “irresponsabilidad” no asumir la seguridad.

Ante el señalamiento de las autoridades en torno a que no les compete la vigilancia de la obra artística, Monreal anunció que uno de los ejes de su administración será crear una dirección de seguridad para coordinarse con la Secretaría de Seguridad del Distrito Federal y las autoridades capitalina, y así ofrecer protección a las distintas exposiciones al aire libre.

“Es lamentable que este tipo de vandalización, de robo descarado en contra de artistas y creadores en la delegación Cuauhtémoc, es una irresponsabilidad no asumir con toda integridad la seguridad de la delegación, es un tema de vacío y también negligencia de la autoridad; esto lo vamos a remediar, vamos a ofrecer seguridad a artistas y creadores y no permitir la vandalización”, indicó el delegado electo.

Además subrayó que “no puede alegarse que no es facultad y lavarse las manos olímpicamente de todo este tipo de robos, pero ya llegaremos, faltan unos meses”.

Para ofrecer seguridad a los artistas y a la población en general, adelantó que, por medio de mecanismos institucionales, buscará convenios de coordinación para generar condiciones que promuevan la seguridad y generen vigilancia en la demarcación.

Anticipó que buscará mayor diálogo con el Jefe de Gobierno para mantener en óptimas condiciones las cámaras de seguridad y que se investigue el caso del robo de la obra artística de José Sacal que era exhibida en la calle de Nuevo León.

“No puede quedar en una mera anécdota esta sustracción y robo y vamos a exigir que se deslinden responsabilidades y también vamos a ofrecer seguridad a artistas y expositores, y mantener la obra de arte que se exponga en la delegación”, agregó Monreal.

A la comunidad artística e intelectual, dijo que la delegación “será su casa” y dará prioridad a la dirección de cultura de la Cuauhtémoc.