Desconsuelo de Conaculta

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Desde su privilegiado puesto de observación en el resquicio lunar de la pared, el escorpión ha atestiguado cómo poco a poco y con gran esfuerzo los responsables de Conaculta terminan de levantar el tiradero dejado por (des)Consuelo Sáizar antes de salir en fuga de la presidencia del Consejo.

No sólo abandonar a medias y sin fondos para continuar las obras de la Cineteca Nacional, los Estudios Churubusco y La ciudad de los libros (Biblioteca Vasconcelos), quedaron entre los pendientes de quien encabezara el Conaculta durante tres años y medio. Tampoco la casi quiebra del inba en 2013-14, cuando dejó de pagar a funcionarios, empleados, proveedores y colaboradores por falta de previsión presupuestaria.

La vertiente penal es un desfalco de más de 350 millones de pesos bien documentado por la Auditoría Superior de la Federación y por el cual la pgr procede contra los involucrados desde mayo de este año. El proyecto iniciado en 2010 se llamó Cerebros Digitales y su objetivo era digitalizar libros, imágenes, películas, audios de importancia de nuestro acervo cultural. Sin licitación alguna, el contrato se asignó a la Universidad Autónoma del Estado de México (uaem). Al final hubo desvíos, incapacidad, subcontratación ilegal, sobreprecios descomunales y un trabajo inacabado por demás irregular y fraudulento. De mayo a la fecha, tres funcionarios de Conaculta y dos de la uaem han sido destituidos por el caso y aún faltan consecuencias legales. Por twitter, doña Consuelo manda decir: “Lean los documentos de la asf”, los cuales, en efecto, parecen eximirla de dolo, pero ¿también de responsabilidad?

El escorpión no quiere abusar de los lectores con historias melodramáticas de prensa amarilla. Por ello, promete abordar pronto los renovados esfuerzos de Conaculta —por ejemplo la Agenda Cultural Digital— para hacer uso extenso y productivo, ahora sí, de las herramientas tecnológicas como instrumento de difusión cultural.

No obstante, regido por la naturaleza de su estirpe, no puede dejar pasar esta joya: A punto de abandonar Conaculta en noviembre de 2012, la señora Sáizar comprometió (sin fondos posibles) un millón y medio de euros para la restauración de la iglesia de San Lorenzo en Venecia. Con ello buscó garantizar la asistencia mexicana a la Bienal de Venecia 2013. Así lo leyó el escorpión en declaraciones a la prensa nacional del actual titular de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, antes de regresar a su resquicio en la pared.