Miércoles 30.09.2020 - 00:25

EL Vaticano recupera esplendor

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Notimex

Con una serie de restauraciones millonarias de obras de arte del Renacimiento, El Vaticano recuperó el esplendor del Museo del Tesoro de San Pedro, poco conocido pero visitado por unas 500 mil personas cada año.

Ubicado en el interior de la Basílica Vaticana, en una de las alas externas del templo, ese complejo cultural contiene numerosas obras maestras de pintores, escultores y herreros que en el pasado adornaron la iglesia más importante de la cristiandad.

En los últimos tres años la Fábrica de San Pedro, la sección de la Sede Apostólica ordenó la restauración de cuatro piezas: la Capilla de los Beneficiados, un ícono de San Pablo, la Cruz de Justino II y un monumento de metal dedicado a Sixto IV.

"Nosotros sentimos el empeño de custodiar estas obras de arte porque son el fruto de tanto trabajo y de tanto ingenio del pasado", explicó el cardenal Angelo Comastri, arcipreste de la Basílica y presidente de la Fábrica, en entrevista con Notimex.

"Es un homenaje a todos aquellos que han trabajado tanto para dar la belleza a estas obras y la belleza para nosotros, los cristianos, tiene un gran valor, es una marca, una flecha y una indicación que nos manda a la infinita belleza", apuntó.

La Basílica de San Pedro recibe, cada día, entre 20 y 30 mil visitantes. Durante su recorrido muchos de ellos se encuentran, en una de las naves laterales, el ingreso al Museo del Tesoro de San Pedro, cuya entrada cuesta cuatro euros (unos siete dólares).

La Sede católica es conocida mundialmente por sus Museos Vaticanos, que albergan en su interior (entre otras obras maestras) la Capilla Sixtina. Estos reciben más de cuatro millones de visitantes cada año y tienen una administración independiente.

El Tesoro de San Pedro es autónomo, forma parte del complejo de la Basílica y su gestión corresponde a la Fábrica. Lo admiran unas 500 mil personas anualmente y es uno de los 10 más conocidos en Italia.

"Los Vaticanos son los Museos por excelencia, pero el museo del tesoro, con la última colección de restauración tiene una dignidad y prestigio propios", estableció Comastri.

Entre las restauraciones destaca una cruz de oro que data del siglo VI d.C., atribuido al Papa Justino II de Bisanzio así como la llamada "Capilla Sixtina de bronce", un enorme monumento de metal obra del orfebre florentino Antonio del Pollaiolo.

ij