Espana confisca picasso excepcional, rumbo a subasta

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

La pieza Cabeza de mujer joven de Pablo Picasso que pertenecía a Jaime Botín es patrimonio de España. La Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico dictó que: “no existía una obra similar en el territorio español” y por ello no podía salir de dicha nación.

Sin embargo, para el máximo accionista de Bankinter y hermano del fallecido presidente de Santander, Emilio Botín, los argumentos del gobierno español no fueron suficientes porque se disponía a llegar a Suiza con el cuadro valorado en 26 millones de euros, en el yate Adix.

Además, la obra del padre del cubismo es parte de la categoría de Tesoro nacional y abarca las colecciones estatales, archivos públicos así como los bienes clasificados como monumento histórico y obras “de interés mayor para el patrimonio nacional”.

En específico, este lienzo firmado por Picasso en 1906, que teóricamente fue inspirado por Busto de la muchacha, de Velázquez, forma parte del periodo de Gósol. Esta categorización se debe a la localidad irlandesa en la que el artista de Málaga creó una serie de cuadros que avisan su transición al cubismo.

El cuadro estaba en uno de los dos yates de lujo de Jaime Botín y la Guardia Civil tenía orden de localizar la embarcación. La Unidad Central Operativa de ésta contaba con la orden del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de encontrar el lienzo, ya que después de la Audiencia Nacional en mayo se confirmara para Jaime Botín la “inexportabilidad” de la pieza.

Al momento de su localización, el capitán desconocía el destinatario; el ex dueño es accionista con sede fiscal en Pánama y, en los últimos años, surcó los mares entre España, Reino Unido y varios lugares del Mediterráneo de acuerdo con las aduanas francesas que lo hallaron. El banquero deseaba venderla en una subasta de Christie’s de Londres. Los abogados de Botín, tras la sentencia, recurrieron al Tribunal Supremo.

El cuadro continúa en manos de las autoridades aduanales francesas, ya que aún no cuenta con una fecha de regreso; pero, ambas naciones trabajan en estrecha colaboración.

Esta incautación representa para “la casa de Picasso”, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, una de las mejores noticias en mucho tiempo, así como una de las “donaciones” más curiosas por la índole de procedencia de la pieza.

Para el Museo es una obra que no tiene punto de comparación con ninguna otra, aún más al ser el punto de partida que desemboca en Las señoritas de Avignon (1908), precisan los especialistas, emblema del arte plástico ibérico.

Botín aún puede intentar acreditar la pérdida o sustracción del bien ilegalmente exportado, sólo así podría solicitar una cesión al estado español.

Sin embargo, el artículo 29 de la norma explica que un bien declarado “inexorable” pasa a propiedad del estado español en el instante que sale de las fronteras del país.

De acuerdo al jurista Jaime García Fernández, y el artículo 5 de la Ley, son del Estado los bienes muebles que forman parte del Patrimonio Histórico Español, que sean exportados sin la autorización previa requerida; y compete a la Administración recuperar estos bienes.