Viernes 10.07.2020 - 17:47

Espanolismos quedan fuera de nuevo diccionario virtual

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Un diccionario que refleje la riqueza del lenguaje y forma de hablar en los países hispanoparlantes de América Latina, es lo que Raúl Ávila, lingüista del Colegio de México (Colmex), ha creado en los últimos 18 años junto con seis programadores.

Se trata de VITALE, Variación Léxica Internacional del Español, una especie de diccionario y programa de cómputo sin españolismos, que permite a los usuarios determinar cuál es el vocablo más utilizado dependiendo del país, en el que, hasta ahora, se han incorporado alrededor de 500 palabras y se prevé que entre noviembre y diciembre de este año se lance en Internet.

“Es un programa de cómputo que nunca está terminado, cada usuario puede añadir palabras, por ejemplo, si usted usa ‘achichincle’ y a lo mejor a mí no se me ocurrió ponerla, entonces se tiene que hacer una investigación sobre esta palabra en cada país para agregarla”, detalla en entrevista con La Razón, el investigador del Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios del Colmex.

De acuerdo con el especialista los diccionarios tradicionales tienen un 70 por ciento de desperdicio porque están incluidas palabras como “mechero”, “baremo” o “reposar”, que no se usan en América Latina, por lo que con este proyecto se permite diseñar un diccionario con los regionalismos de cada país.

Y es que la mayoría de los 450 millones de hablantes de español son latinoamericanos; sin embargo su habla casi no se refleja en los diccionarios, que en su mayoría son de base castellana.

“El objetivo de este proyecto es que gente que está en un nivel internacional como una empresa editorial que requiere enviar textos a varios países sepa qué palabra utilizar, por ejemplo si pone ‘fui a Celaya y compre cajetas’, como ‘cajeta’ es una palabra tabú en Argentina, el programa la marca en rojo”

“Es una especie de corrector de ortografía, marca la palabra en colores, pone un índice de opciones, por ejemplo, en vez de ‘banqueta’ pon ‘acera’ que es más general porque tiene más hablantes y más países”, explica el también coordinador general del proyecto internacional Difusión del Español por los Medios, en el que participan 26 universidades de 20 países.

Dicho proyecto no tiene ningún apoyo de instituciones, pero el investigador y su equipo consiguen los recursos por su cuenta, de acuerdo con Raúl Ávila están a diez mil dólares de concretar el diccionario VALIDE, el cuál ha tenido un costo aproximado de 20 mil dólares.

“Este programa es para una editorial, para viajeros internacionales, escritores, investigadores y periodistas”, refiere el también miembro del Sistema Nacional de Investigadores de la Academia Mexicana de Ciencias.

En el diccionario VALIDE no importa que el lenguaje sea coloquial, coloquial restringido, formal, general, grosero o pasivo, los usuarios pueden elegir el tipo de jerga que utilizarán.

click para ver gráfico