Excepcional concierto de Igor Gehenot Trio en Eurojazz 2014

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Foto: Especial


México.- Procedente de Bélgica, el Igor Gehenot Trio fue la luz de la penúltima sesión del Eurojazz 2014, la tarde de ayer en el Centro Nacional de las Artes (Cenart), cuyas extensas áreas verdes sacudió con su sonido lleno de reminiscencias musicales de varios géneros, épocas y escuelas.

Con 24 años de edad, Igor Gehenot es un pianista de reconocido y particular talento. Ha sabido asimilar una gran infinidad de influencias musicales con un estilo propio, por lo que la versatilidad de sus interpretaciones va desde las expresiones románticas o líricas, hasta las improvisaciones de total libertad.

La creatividad de Igor Gehenot es acentuada por el talento de dos músicos de la escena de su país: Sam Gerstmans, avezado en el jazz rock, quien desde el contrabajo encarna la columna vertebral del trío, y Teun Verbruggen, siempre abierto a los riesgos de la experimentación desde sus percusiones, misma que ha presentado en anteriores ediciones del festival Eurojazz que se hace aquí.

Así, Igor, músico inspirado tanto en sus creaciones inmediatas como en sus melodías, simples y contundentes, lanzó no hace mucho con esta agrupación un álbum ecléctico, lleno de swing, groove, nostalgia y hard bop, titulado “Road Story”, que a la fecha ha sido celebrado en diversos foros del mundo.

Lo cierto es que Igor Gehenot (piano), Sam Gerstmans (contrabajo) y Teun Verbruggen, (batería), se unieron felizmente al Eurojazz 2014, festival que tiene lugar en el Centro Nacional de las Artes (Cenart) y que este domingo llegará a su término, luego de satisfacer a miles de amantes mexicanos del género.

El trío se enlistó junto con una decena más de exponentes de jazz provenientes de diversos países, entre ellos España, Alemania, Austria, Irlanda, República Checa, Países Bajos, Polonia, Francia, Bélgica y México, y ayer ofreció un concierto en vivo que tuvo una duración aproximada de 90 minutos.

Sin embargo, la fiesta comenzó antes de las 17:00 horas, pues sobre el amplio escenario verde y de piedra, especialmente en las lomitas y bajo la sombra de los árboles, familias completas, grupos de amigos, parejas de enamorados y gente que llegó sola y su alma, ya disfrutaban el paisaje que ofrece ahí el Cenart.

Para los amantes de la música y concretamente del jazz, fue un verdadero agasajo musical. La agrupación ofreció, con arreglos recientes para temas ya conocidos, una buena dotación de obras compuestas especialmente para el ritmo y los instrumentos que ejecutan, de manera magistral.

Luego de que la víspera estuvo en el escenario el joven pianista Igor Gehenot, de Bélgica, los organizadores ya preparan la clausura para este domingo, 30 de marzo, en el mismo escenario capitalino, a cargo del grupo sueco Kabbles Bank, con raíces musicales en el rockabilly, el pop y el synth.