Exhiben las "obsesiones" de Dalí en la CDMX

Exhiben las
Por:
  • la_razon_onlinentx

Un total de 40 piezas que comprenden el periodo de creación de 1930 a 1960 del artista español Salvador Dalí (1904-1989), integra la exposición "Dalí Obsesiones", inaugurada esta noche en el Museo Soumaya en Plaza Loreto en la zona de San Ángel, en la Ciudad de México.

La muestra con la que ese espacio museístico celebra el Día Internacional de los Museos, exhibe a decir de Alfonso Miranda Márquez, director del Soumaya, las obsesiones de quien fuera considerado uno de los máximos exponentes del surrealismo.

"La exposición permite entender las obsesiones de un creador, a un público ávido de ver piezas de este artista español. Recorrer facetas poco exploradas por Dalí, como el Dalí ilustrador que en el marco de los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra, se presentan dos dibujos que el propio Dalí hizo sobre ´El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha", expresó el director del museo.

"Dalí tuvo una relación con México importante, más allá de una entrevista famosa y debatida, ha habido la idea de que México es un país de sueños, de contrastes, de desasosiegos y pasiones y Dalí juega con estas relaciones", añadió.

Irreverente, ocurrente y surrealista, para el también promotor cultural, la o las obsesiones de Dalí fueron las mujeres, el tiempo, las imposibilidades de la sexualidad y las posibilidades del sexo, la belleza, la perfección, la fama, su imagen, el oropel que representa el arte, la vida, la muerte y los opuestos que se complementan.

La exposición que estará abierta por tiempo indefinido, transita por un itinerario visual de los materiales más recurrentes del autor: escultura, pintura y dibujo a través de cuatro núcleos temáticos que marcan de cierta forma, el sendero de sus obsesiones.

Se presenta además una línea del tiempo que permite entender qué pasa en la vida personal de Salvador Dalí y qué pasa con el surrealismo.

Asimismo, por primera vez en México se exhibe el dibujo "Estudio de la Trilogía del Desierto", obra en la que plasma su taller creativo de Nueva York, junto con las pinturas dedicadas a la publicidad del perfume Desert Flower.