FUL prepara a lectores para la era digital

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

El libro físico no va a desaparecer, por lo menos, no por ahora. Esa es la opinión del presidente de la Feria Universitaria del Libro (FUL), Marco Antonio Alfaro, que este año dedica un espacio a un pabellón digital y que se inaugura el próximo 21 de agosto, en el Polideportivo Universitario “Carlos Martínez Balmori”, de Pachuca.

“Mucho se ha comentado que va a desaparecer el libro físico y que nada más va a quedar el electrónico. Nosotros, en esta ocasión, tratamos de que las editoriales y las personas que vienen con ellos puedan poner al tanto a los asistentes de cómo va siendo esta transición hacia la utilización del libro digital; o más bien, cómo se va dando esta alternancia entre estos dos formatos”, asegura Alfaro.

Este año, el encuentro literario —promovido por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH)— tiene la intención de ir socializando la transición al electrónico. “En la actualidad, el libro físico está más sano que nunca; se expenden y venden muchísimos textos en este formato. Es un hecho que el libro digital irá abarcando más espacio, pero falta mucho para que ello ocurra”, argumenta.

Alfaro celebra el incremento de iniciativas que buscan formar el hábito de la lectura. En este sentido, señala que existen muchas instituciones, privadas y públicas, que se han dado a la tarea de acercar al lector a las manifestaciones literarias. “Hay muchos esfuerzos que se hacen a nivel institucional, por ejemplo, en el caso nuestro, el programa universitario de fomento a la lectura viene propiciando que los maestros, los administrativos, los investigadores, los alumnos y nuestras propias familias se puedan ir introduciendo, en este hábito”, señala el titular de la FUL.

“Yo veo un panorama bastante halagüeño para el libro y para la lectura.

Prueba de ello es que los asistentes que tenemos en la feria ha venido incrementando sustancialmente en los últimos cinco años. En 2011 tuvimos una asistencia de 35 mil personas y el año pasado rebasamos 120 mil”, remata.

En su edición número 28, la FUL tiene como invitados de honor a la India y a la Universidad Autónoma de Sinaloa y centra su temática en la justicia.

“Tenemos varios programas. Uno de ellos es el editorial que comprende la presencia de 185 editoriales y 208 presentaciones, además de conferencias, mesas redondas, charlas, talleres. También está el subprograma de actividades para profesionales en el que propician encuentros entre bibliotecarios, libreros universitarios, traductores, mediadores de lecturas, y un centro de negocios donde diferentes instituciones tienen un contacto comercial con las editoriales que hacen sus compras”, enfatiza el académico.

Entre el 21 y 30 de agosto, el público podrá tener contacto con escritores de primer nivel como Jorge Zepeda Patterson, ganador del Premio Planeta y quien presenta la saga de Los Corruptores; Martín Moreno con Los Demonios del Sindicalismo; José Reveles y su libro El Chapo: Entrega y Traición; Héctor Domínguez Ruvalcaba con Nación Criminal; así como Los Malditos, de Jesús Lemus.

Los más pequeños de la casa también tienen su espacio. “El salón del libro para niños está dedicado especialmente a las editoriales infantiles y se complementa su presencia con charlas, cuentacuentos y presentaciones editoriales. Este mismo espacio se une a otro subprograma que es el FUL niños, muy importante para nosotros porque es un semillero de lectores”, explica el presidente de la FUL, quien espera darle un carácter “más internacional” a la feria para el año venidero.

Las actividades son gratuitas. “Tenemos un estacionamiento amplísimo. El Polideportivo es un lugar cerrado, techado, con sanitarios para personas con necesidades especiales, y un foro artístico para 7 mil personas sentadas”, concluye.

click para ver gráfico