Graffiti cambia fecha de la erupción del Vesubio

Graffiti cambia fecha de la erupción del Vesubio
Por:

Una inscripción de carboncillo descubierta en las paredes de una de las casas de Pompeya confirmó que la fecha de la erupción del Vesubio que sepultó a la ciudad fue el 24 de octubre y no el 24 de agosto del año 79 d.C, como se había considerado oficialmente durante siglos.

Dado que la inscripción se hizo en carbón frágil y evanescente, que no pudo durar mucho, es muy probable que se pueda fechar en octubre del 79 D.C”, reveló el equipo de arqueología, a través de un comunicado.

El descubrimiento fue presentado por el equipo arqueológico de Pompeya ,que realiza trabajos en una nueva área y fue considerado por el ministro de Cultura italiano, Alberto Bonisoli, de “extraordinario”.

La fecha original fue establecida por historiadores que se basaban en una carta que Plinio el Joven enviada a Tácito, sin embargo, no todos los historiadores estaban de acuerdo, debido a que, entre los hallazgos realizados en anteriores excavaciones, habían aparecido restos de frutas otoñales y evidencias de que muchos de los braseros de las casas estaban encendidos; los detalles les llevaban a pensar que la erupción realmente sucedió durante el otoño.

La nueva pista respalda esa hipótesis, los investigadores indicaron que la inscripción de carbón está fechada dieciséis días antes de las calendas de noviembre; los romanos llamaban calenda al primer día de cada mes,  así que la fecha correspondería al 17 de octubre del calendario moderno.

El dato:

Esqueletos, utensilios de cocina y nuevas casas son algunos de los recientes descubrimientos de Pompeya.

3 kilómetros es el área donde se realizan actualmente las excavaciones

Lo anterior implicaría que Plinio estaba equivocado en su carta y que, a mediados de octubre, Pompeya seguía intacta, es así que ahora los arqueólogos estiman que la erupción se habría producido en octubre o incluso, durante el mes de noviembre.

Los historiadores explican que la carta de Plinio fue escrita 20 años después de la erupción y que, además, no se conserva el documento original, sino una de las muchas copias del mismo, por lo que el error en la fecha podría deberse a un fallo en la memoria del ilustre romano, o a un error de los copistas.

En la nueva zona de excavaciones, donde trabaja el equipo de arqueólogos están surgiendo otros descubrimientos de gran importancia y hasta ahora ya han salido a la luz tres nuevas domus o viviendas y también se han descubierto diversos objetos que están aportando más datos a la historia de la ciudad.

Entre los hallazgos destaca también un espectacular larario, que es una especie de altar que se construía en las casas romanas para rendir culto a las divinidades; en esa construcción se aprecia bien una decoración que representa uno de los majestuosos jardines de esa época.