Jueves 3.12.2020 - 15:57

Sobrino lo inspira

Helio Flores incentiva el amor por la lectura a los niños, a través de la caricatura

El monero relanza el álbum infantil Aventuras extravagantes del infante Patatús; asegura que los libros deben atraer a los menores, “como si fueran un juguete”

Helio Flores
Dibujo del monero, Helio Flores que forma parte del libro.Foto Cortesía: Sexto Piso
Por:

Para el caricaturista Helio Flores, la mejor manera de acercar a los niños a los libros es a través de imágenes que les permitan echar a volar su imaginación, por ello consideró que Aventuras extravagantes del infante Patatús, álbum infantil que ideó originalmente en 1985 y que ahora relanza con la editorial Sexto Piso, ayudará a los pequeños a idear sus propios mundos y tomarle amor a la lectura.

“Este cuento formó originalmente parte de una serie de libros infantiles realizados por caricaturistas políticos en los años 80, algo que nos significó todo un reto, porque eso no es lo nuestro; que andemos todo el día haciendo monos no significa que sepamos cómo llegarle a los niños, pues nuestros lectores son otros. No es algo tan sencillo de realizar”, señaló a La Razón el cuádruple Premio Nacional de Periodismo.

“¿De qué manera haces un cuento que no aburra a los niños y que además no les sea una mala influencia?”, se preguntó entonces Flores, quien explicó que, para concebir las Aventuras extravagantes del infante Patatús se inspiró en una anécdota que le contaron de su entonces pequeño sobrino Luis.

“En esa época, Luis tenía como cuatro años y una vez su mamá salió momentáneamente del departamento donde vivían, lo dejó solito unos tres minutos. Cuando ella volvió le preguntó al niño si había pasado algo, a lo que él respondió que se había metido un gato por la ventana, el cual había espantado con una escoba. Hasta ahí la historia era creíble, pero cuando su madre le preguntó cómo era el animal, le dijo que tenía rayas azules y rojas… había inventado todo”, relató el monero.

Al conocer la anécdota, Helio Flores decidió que el cuento que tenía que crear estuviera relacionado a las capacidades imaginativas de los niños, pues tras “conocer” al gato colorido de su sobrino, se dio cuenta que “la fantasía es algo que les sobra”.

“Eso me hizo reflexionar acerca de que a los pequeños les encanta imaginar cosas, motivo por el cual a los mismos cuentos e historias ellos les agregan y quitan cosas según sus gustos. Aquello me inspiró a hacer un relato gráfico para que los chicos le incorporen las cosas que se les ocurran”, explicó.

Podría dar yo o un especialista en arte o narrativa la explicación del Patatús, pero eso sería choro de adultos, lo cual para los niños no cuenta mucho, porque ellos viven en sus propios mundos. Uno nada más tiene que darles pistas

Helio Flores, Monero

Por este motivo, el relato del niño Patatús carece de diálogos y en él se le puede apreciar mientras navega a través de un bosque de manos, que súbitamente se transforma en el ala de un dragón que surca los cielos, para después caer a uno de los tantos mundos posibles.

“La explicación exacta de lo que está pasando ni yo la tengo, porque quiero, como autor, que los niños la completen e interpreten a su gusto. Yo nada más les doy los dibujos para que ellos inventen el cuento, por ello la narrativa no es lineal, sino un juego de imágenes fantásticas que va cambiando repentinamente”, expresó.

Es por este motivo que Helio Flores aseguró que los álbumes infantiles son la mejor manera de fomentar la lectura entre las primeras y segundas infancias, y remarcó la importancia de que éstos sean llamativos como objetos y posean colores y formas que atraigan a los pequeños, “es como si se tratase de un juguete”, apuntó. 

Por ello aseveró que estos libros no únicamente pueden generar en un niño el amor por la lectura, sino hasta incentivarlos a la escritura y el dibujo. “Puede que sí o que no, pero lo importante es alimentar su sensibilidad.

“Creo que los niños se acercan a los libros siendo estos objetos atractivos y como parte de un juego, porque, por ejemplo, los más chicos no saben leer. Patatús no tiene texto, es mudo y a base de puros dibujos y eso le gusta a los infantes, sobre todo a los de tres años, la edad en la que es más práctico incentivarles la lectura”, finalizó el monero Helio Flores.

  • El dato: Parte de los trazos de Helio Flores conforman la colección del Museo de la Caricatura y el Dibujo Animado de Basilea, Suiza.
Helio Flores
  • Monero
  • Nacimiento: 8 de octubre de 1938, en Xalapa, Veracruz
  • Galardones: Premio Nacional de Periodismo (1986, 1996, 2001 y 2003), Grand Prix del Salón Internacional de la Caricatura de Montreal (1971 y 1998), Doctorado honoris causa por la Universidad Veracruzana (2009) y Reconocimiento de Caricatura Gabriel Vargas (2017), entre otros.
Aventuras extravagantes del infante Patatús
  • Autor: Helio Flores
  • Editorial: Sexto Piso
  • Año: 2020