Iluminan a La piedad con ciencia

Iluminan a La piedad con ciencia
Por:

La Piedad, la obra maestra de Miguel Ángel que se conserva en la Basílica de San Pedro del Vaticano, podrá ser admirada en sus más mínimos detalles gracias a una nueva iluminación, que incluye cuatro grados distintos de intensidad.

“La nueva iluminación, realizada desde un punto de vista científico, permite admirar y mejor comprender el valor universal de la obra de Miguel Ángel”, explicó el cardenal Angelo Comastri, presidente de la Fábrica de San Pedro.

Entre otras cosas, se sustituyeron los precedentes aparatos que iluminaban la pieza con otros que utilizan fuentes LED de última generación.

El sistema de cuerpos iluminantes está subdividido en grupos, según el encendido, que pueden ser regulados en intensidad para abrir diversos “escenarios luminosos”. Así, gracias al lugar desde donde surgen los rayos de luz y la intensidad de los mismos, se constituyen cuatro distintos “escenarios” que han sido bautizados como “escultórico”, “corte de luz”, “plena luz” y “cotidiano”.

“El factor de la luz es muy importante. Miguel Ángel la había pensado con valores de iluminación muy bajos, lijando cuidadosamente las superficies de mármol”

Pietro Zander

Dirigente de la oficina de conservación

En el “escultórico”, la luz se concentra sobre la escultura, mientras el piso, el techo y el fondo son iluminados al mínimo. El “corte de luz” presenta un haz de luz que ilumina la obra desde un costado, con una dirección de incidencia evidente y sombras marcadas, mientras las cúpulas y el fondo tienen una moderada iluminación.

En “plena luz” todos los aparatos están encendidos, la escultura es absolutamente fulgurante y se vuelve ella misma una fuente de luz; las cúpulas y el piso tienen una iluminación ligeramente menor porque todo está concentrado en La Piedad.

El “cotidiano” fue pensado para los peregrinos y visitantes de la basílica vaticana, quienes admiran la obra a través de un vidrio de protección y justamente por este motivo, la iluminación es frontal.