La gira Bronce en plenitud de Marín culmina en UNAM

La gira <em>Bronce en plenitud</em> de Marín  culmina en UNAM
Por:
  • carlos_olivares_baro

En la biblioteca de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, concluyo ayer el período de entrega gratuita del libro Bronce en plenitud (Fundación Piel de Bronce A. C., 2017), que forma parte del proyecto artístico del escultor y pintor Jorge Marín (Michoacán, 1963).

“Sigo insistiendo en que el arte tiene que ser democrático. Hoy los estudiantes de arquitectura recibirán el libro, el cual podrán compartir con su familia en el seno de sus hogares. Es posible que un hermanito pequeño lo vea y en él se despierte la pasión por el arte”, comentó el creador de Perselidas Ángel (2009).

Álbum que inició su ciclo de presentaciones en el Palacio de Bellas Artes y en Casa Lamm (Ciudad de México) y recorrió distintos espacios y entidades (Centro Cultural Tijuana, Tijuana; Casa de Montejo, Mérida; Museo de Arte e Historia , León , Guanajuato; Biblioteca de Investigación Juan de Córdova, Oaxaca; Centro Cultural El Claustro, Campeche). Más de 3 mil ejemplares repartidos sin costo de un cuaderno con fotografías de gran formato y atractivo diseño visual complementado con textos de especialistas (Sandra Lorenzano, Alesha Mercado, Javier Villaseñor, Lily Kassner).

“Después de visitar tantos lugares y advertir el hambre que hay en la gente por el arte, no por mis escultura sino por la belleza: me doy cuenta que esas piezas que han puesto en espacios públicos ya no me pertenecen”, abundó Marín.

Ayer los estudiantes y profesores de la Facultad de Arquitectura tuvieron la oportunidad de estar en contacto con la obra de un creador que se ha dedicado a llevar el arte a espacios abiertos en contacto con la gente común, con el transeúnte cansado que se detiene frente al brillo bronceado de sus piezas callejeras. “Quizás es derribado muros, eso es lo que menos importa, lo importante es llegar a la casas, a las oficinas, a las escuelas, a las universidades”, precisó el artista.

Obra que ha conseguido, en diferentes dimensiones escultóricas (desde la miniatura hasta lo monumental), llegar a muchas partes del mundo. “Se ajustan proyectos en varios espacios públicos de varios estados del país, Medio Oriente y Europa. No me canso: el contacto del público con mi obra me estimula”, concluyó el artífices de Las Alas de la Ciudad.