Miércoles 23.09.2020 - 11:14

Lanzan novela con una mirada crítica al racismo

Lanzan novela con una mirada crítica al racismo
Por:

Bruno H. Piché  es narrador, ensayista y promotor cultural. Su blog Comala City de la revista digital fronterad.com de Madrid, España,  es muy visitado en la web. Ha publicado Robinson ante el abismo. Recuento de islas (2010), Noviembre (2011), El taller de no ficción (2012) y Los Hechos (2015): ediciones muy bien recibidas por la crítica y los lectores. Diarios y revistas de México han incluido en la listas de los Mejores Libros del Año algunos de sus textos.

Circula en librerías su más reciente publicación: La mala costumbre de la esperanza (Literatura Random House, 2018), la cual ha sido subtitulada como “Una novela de no-ficción sobre un violador confeso”. Crónica, ensayo, notas y reportes del encuentro de Bruno H. Piché con Edward Guerrero —descendiente de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos—, quien se declaró culpable del secuestro y violación de tres mujeres estadounidenses.

Periplo de más de 45 años de Guerrero por diferentes centros penitenciarios  de estado de Michigan, Estados Unidos: actualmente es licenciado en Sociología y ‘recluso ejemplar’. El derecho a la apelación de su sentencia ha sido descalificado muchas veces. La mala costumbre de la esperanza es el recuento de un ‘crimen atroz’ y, asimismo, de una condena aterradora (tres sentencias de cadena perpetua).

¿Resulta que el autor Bruno H. Piché, que soy yo, es un lector obsesivo de poesía. Pienso que el discurso de la poesía puede coadyuvar cuando uno está inmerso en un asunto como este: frente a un condenado a tres sentencias de cadena perpetua”

Bruno H. Piché

Escritor

“He querido demostrar cómo impera el racismo y la discriminación en la administración de justicia en la Unión Americana. Reflexión que explora los mecanismos que se mueven en los espejos de resarcimiento y justicia. Me interesan los límites y las convergencias entre la emancipación y la ventura de los seres humanos. Hago un retrato de un mexicano-estadounidense en encierro hace más de 45 años, que cree sin embargo, en las posibilidades redentoras  del sistema penal de Estados Unidos”, declaró en entrevista con La Razón, Bruno H. Piché.

Novela  con prólogo de Sergio González Rodríguez y dedicada a su memoria... Había una gran amistad con él. Él fue el primero que supo de mis intenciones de escribir sobre Edward Guerrero. Escribí el primer capítulo y se lo mandé. Me dijo: “Ya tienes el tono. Visítalo y dile que él ‘ya no tiene  nada que perder’ y verás cómo consigues tus objetivos”.

¿Cómo fue la reacción de Guerrero cuando usted lo visitó en la cárcel y le dijo eso? Lo aceptó y, a partir de esa premisa, se produjo un diálogo que funcionó muy bien para el texto.

La aparición de su libro, tras la muerte de Wolfe,  revive el asunto de la novela de no-ficción, el periodismo y la literatura... ¿Qué piensa de todo eso? Es un tema que me interesa no académicamente, sino como escritor. Hablar de géneros literarios en estos tiempos es absurdo, incongruente con las maneras innovadoras que tenemos de decir las cosas.

Sin embargo, aprecio que su método es diferente al de Capote,  Mailer,  Cercas o incluso al de Carrère...  El narrador de mi ‘novela’ interpela al condenado, lo demanda, requiere de su testimonio para realizar el itinerario de un hecho que conmueve. Más de 45 años con una conducta ejemplar y le niegan constantemente la apelación de la sentencia.

¿Por qué el narrador recurre a citas e intertextualidades del terreno de la poesía? Resulta que el autor ,Bruno H. Piché, que soy yo, es un lector obsesivo de poesía. Pienso que el discurso de la poesía puede coadyuvar cuando uno está inmerso en un asunto como este: frente a un condenado a tres sentencias de cadena perpetua.

¿Por eso la cita del poeta Leopoldo María Panero? Sí, Panero sufrió reclusión psiquiátrica durante muchos años. Lo cito con el verso: “La vida es una sombra que se enreda contra otra sombra”.

La mala costumbre de la esperanza

Autor: Bruno H. Piché

Género: Novela (de no-ficción)

Editorial: Literatura Random House, 2018

Fragmento del libro publicado por Random House

Bruno H. Piché

La voz de gladiador, segura de sí, de trazo perspicuo, por así decirlo, resoluto, que le escuché varias veces por teléfono se corresponde pulgada por pulgada con la estatura de Willis X. Harris, presidente de la Asociación de Condenados a Cadena Perpetua de Michigan. En una de sus cartas, Edward Guerrero me había dado su referencia, instándome a hablar con él, cosa que hice en un par de ocasiones, básicamente para agendar una entrevista con él en un día y una hora mutuamente convenientes.

Conozco personas altas. Por ejemplo a los escritores Guillermo Fadanelli y Juan Villoro, quienes ven y recorren el mundo desde sus más de un metro con noventa centímetros. Pero nada, excepto cierta intuición a partir de la voz profunda de barítono, me preparó para conocer a un gigante humano aquel sábado cruzado de violentas ráfagas de viento, anunciando el tipo de nevada que le abona su pésima fama a Motor City, Detroit.

Ya he dicho que había percibido en Willis Harris un cierto tono decidido y resuelto en su voz. Con tono marcial me dijo que le hablara por teléfono cuando estuviera a las puertas de su domicilio, ubicado —boberías urbanas— en la calle Willis, número 665, Suite B1 para más señas.

Entendí el por qué.