• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
las-bodas-de-figaro-cierran-ciclo-mozart-da-ponte
En la puesta en escena Jorge Ballina está a cargo del diseño de escenografía y Víctor Zapatero, de la iluminación. Foto: Especial

Con una nueva producción de Las bodas de Fígaro, de Wolfgang Amadeus Mozart, la Compañía Nacional de Ópera cierra la trilogía Mozart-Da Ponte, que tuvo como antecesoras Don Giovanni y Così fan tutte. En el papel de Fígaro, el ruso Denis Sedov debuta en nuestro país y el barítono mexicano Armando Piña da vida al conde Almaviva.

Ésta es la sexta ocasión que el bajo barítono ruso interpreta a Fígaro, lo cual le permite sacar nuevos colores y proposiciones vocales. Afirma a La Razón que la riqueza de esta producción es que, a diferencia de otras en las que ha participado, con el director de escena Mauricio García Lozano, ha podido hacer su propia versión de este personaje.

“He tenido la oportunidad de crear un personaje de Fígaro junto con Mauricio, lo ponemos en la realidad con mi carácter, como yo lo siento. Sólo me cuida, me dice ‘esto no va a funcionar, por qué no haces esto’, ‘toma tu tiempo acá’, entonces es mi Fígaro, ‘por eso es muy natural para mí.

“He tenido la oportunidad de crear un personaje de Fígaro junto con Mauricio, lo ponemos en la realidad con mi carácter, como yo lo siento, entonces es mi Fígaro, ‘por eso es muy natural para mí”

Denis Sedov

Fígaro

“En cambio, cuando tienes a un director de escena que te exige hacer exactamente gestos en momentos justos, que no corresponden con tu mente, tu temperamento, tu carácter, tu respiración puede haber un conflicto”, declaró en un perfecto español Denis Sedov, luego de ofrecer una conferencia en la que se anunció el estreno de la puesta en escena.

  • El Dato: En la puesta en escena Jorge Ballina está a cargo del diseño de escenografía y Víctor Zapatero, de la iluminación.
Gráfico: La Razón de México

Denis Sedov también agradece que en la dirección concertadora, bajo la batuta de Srba Dinic, presente una versión que no trata de apresurarse, sino dar el tiempo necesario.

“El maestro Srba Dinic no tiene prisa al hacer Mozart; algunos directores de orquesta lo hacen muy rápido porque tal parece que hacer Mozart despacito es aburrido. Por eso, aquí hacemos un trabajo espectacular por dos frentes: el teatral y el musical”, consideró el bajo barítono para quien el mejor momento de la ópera es su interpretación del aria “Non più andrai, farfallone amoroso”, la  cual considera “una joya”.

Aunque esta obra con libreto de Lorenzo da Ponte y ubicada entre las más destacadas del repertorio operístico, originalmente se desarrolla en Sevilla, España, de la mitad del siglo XVIII, en esta versión se sitúa en el siglo XX, con el fin de crear mayor cercanía con el público y remitirlo al campo mexicano.

“Queremos reconocer a los personajes como propios y personales, la obra ocurre en España donde la colocó Lorenzo da Ponte, pero me ha importado mucho que la gente vea amos y sirvientes de una casa que puedan reconocer. Hay un tema social muy importante en la obra y otro sobre el combate del orden genérico entre el hombre y la mujer”, explicó García Lozano.

Las bodas de Figaro, la primera ópera bufa creada por un compositor alemán, continúa teniendo vigencia en la actualidad ya que están presentes temas como la rivalidad masculina, las clases sociales y la discordia.

Otra característica de esta producción de la Compañía Nacional de Ópera es que las arias de Barbarina y Marcellina, no se omiten como en otras versiones, por lo cual el espectador tendrá la oportunidad de ver casi completa esta puesta en escena.

“Con esta ópera estaría cerrando mi ciclo con Mozart, ya que antes participé en Così fan tutte. Mozart me parece un compositor tan rico, tan actoral”

Armando Piña

Conde Almaviva

El montaje cuenta también con la participación de la soprano armenia Narine Yeghiyan, como la condesa Almaviva; la soprano rumana Letitia Vitelaru, como Susana, prometida de Fígaro. Mientras que los solistas mexicanos son Jacinta Barbachano (Cherubino), Arturo López (Don Bartolo), Gabriela Thierry (Marcelina), Luis Alberto Sánchez (Basilio), Juan Carlos López (Curzio), Dura Garcidueñas (Barbarina) y Antonio Alcaraz (Antonio).

El montaje se estrena el próximo 15 de noviembre en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

Las bodas de Fígaro

  • Cuándo: 15 de noviembre las 20:00; 18 y 25 a las 17:00; y 20 a las 20:00
  • Dónde: Sala Principal del Palacio de Bellas Artes
  • Precios: De $90 a $650
Compartir