Las Claves

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Crónica de un embustero. Circula en México El impostor (Random House, 2014), de Javier Cercas (Cáceres, España, 1962), novela sin ficción que cuenta la historia de Enric Marco Batlle (Barcelona, 1921), el nonagenario que durante muchos años fingió ser un sobreviviente de los campos hitlerianos y alcanzó notoriedad de héroe —llegó a ser presidente de la Asociación de los Supervivientes Españoles de los Campos Nazis, recibió distinciones y dictó conferencias por toda Europa— hasta que un desconocido historiador, Benito Bermejo, lo desenmascara: muestra públicamente todas sus simulaciones en un affaire de gran repercusión social que molestó y exasperó a buena parte de los españoles en mayo de 2005.

El “sindicalista”, secretario general de la Confederación Nacional del Trabajo (cnt) de España —quien hizo llorar con su discurso a los parlamentarios en el homenaje a los republicanos deportados por el Tercer Reich— había falseado su biografía: nunca pisó un campo de concentración en la Segunda Guerra Mundial. “Me cautivó el personaje. Me obsesioné: uno a veces no sabe las causas por las cuales lo seduce una historia; pero tenía motivos para que ésta me mantuviera en vela durante un buen tiempo”, ha dicho el autor de Anatomía de un instante (2009): informe sobre el intento de golpe de estado en 1981, protagonizado por Alfonso Armada y Jaime Milans, en el Congreso de los diputados españoles.

Marco encarna la ilusión: necesitaba habitar las circunstancias de una existencia que no le correspondía. “Viví en la mentira, no lo niego, para ser reconocido y admirado, tal y como quisiéramos todos”, explica el protagonista. Una madre recluida en un hospital siquiátrico donde da a luz a Marco, quien vagabundea de casa en casa y sin familia bajo la custodia de un padre despreocupado: infancia y juventud marcadas por el infortunio. Cuando cumple cincuenta años decide apropiarse de una identidad que lo redima: concibe un pasado que lo convierte en héroe de la Guerra Civil, víctima de los nazis y miembro activo de la resistencia antifranquista.

Javier Cercas explora los enigmas de un personaje arropado por fingimientos y también, por verdades, en un periplo de más ochenta años por la historia de España. Empalme de crónica, apuntes conjeturales propios del ensayo, notas biográficas y despachos históricos: El impostor atrapa y perturba a los lectores por la pasión manifiesta y los riesgos estilísticos asumidos. “Los libros se escriben desde adentro, desde las entrañas. Marco hizo posible que me hiciera muchas preguntas. Éste es quizás, el texto en el que se reflejan mis inquietudes más profundas”, precisa el Premio Internacional de Literatura Terence Moix 2010.