Llevan intimidad de Frida a Londres

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Especial

Zapatos, lentes, vestidos, fajas... la esencia de la pintora Frida Kahlo llegó a la galería Michael Hoppen, de Londres. El motivo: la fotógrafa Ishiuchi Miyako retrató los artículos que en 2004 salieron de un baúl conservado cerrado por 50 años en la Casa Azul, en Coyoacán, DF.

La fotógrafa japonesa fue la primera en capturar las imágenes de los más de 300 objetos que salieron del baúl oculto en el cuarto de baño de la casa en la que vivía la artista con su esposo, Diego Rivera.

“Frida se vio obligada a convivir con la debilidad de su piel, carne y entrañas” destaca la fotógrafa previo a esta exposición, en la que asegura rendirle homenaje a la mexicana.

La personalidad de Kahlo sedujo a la artista japonesa que en trabajos anteriores había dedicado su obra a la importancia del pasado. Por ello, la oportunidad de acceder a los objetos que por medio siglo estuvieron guardados y que fueron propiedad de una de las artistas que trasladó

el dolor a sus lienzos, sedujo a Miyako, pues encontró una nueva forma de interpretar la personalidad de quien fuera esposa del muralista Diego Rivera.

La historia de esos objetos guarda también una carga emocional muy fuerte.

Tras la muerte de Frida, en 1954, Diego Riviera dio instrucciones de mantener guardados los objetos en el baúl en el que habían sido depositados por la artista. Fueron cerrados con llave y a su vez se almacenaron en una sala, que a petición del muralista, debía permanecer sellada hasta quince años después de su muerte.

Posteriormente, Dolores Olmedo, quien se encargaría de velar por las pertenencias de la pareja, no se dio cuenta del material que poseía la casa. Pasó el tiempo y hasta el año 2004, cuando el museo (la Casa Azul) decidió organizar y catalogar los contenidos, encontró el baúl.

Además, las imágenes análogas y sin retoque del guardarropa de Frida tomadas por la fotógrafa japonesa fueron publicadas en el libro Frida by Ishiuchi, en el que también se hacen revelaciones íntimas de una de las grandes artistas plásticas del siglo XX.