• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La cantante mexicana Majo Cornejo, durante la función. Foto: Especial
La cantante mexicana Majo Cornejo, durante la función. Foto: Especial

Eran las 21:13 horas cuando a ritmo de guitarras españolas y mariachi, un trío de colibríes divagó por el escenario de la Gran Carpa de Santa Fe, mientras un viajero perdido fue cayendo desde un trapecio para aterrizar en México, así inició Luzia: así soñamos México, una producción de Cirque du Soleil.

Un caballo plateado, mariposas gigantes, colibríes, luchadores y mariachis fueron los personajes protagónicos en los actos “Prologue” y “Running woman”, que inauguraron Luzia, nombre que creado a partir de las palabras “luz” y “lluvia”, dos elementos en el núcleo de la creación del espectáculo que estuvo enmarcado por cientos de flores de cempasúchil.

Desde un inicio Luzia fue potente y desarrolló diversos ritmos en escena. “Hoop diving” llenó de energía la plataforma giratoria que sorprendió a más de uno con actos de acrobacia, en aros coloridos invadidos por decenas de colibríes.

“El Circo del Sol hizo esto con mucho respeto. Luzia no es el típico espectáculo basado en México, Es la visión de un extranjero que vino a México y lo que quedó en su corazón es lo que retrata”

Majo Cornejo

Cantante

En tanto, “Adagio” fue una de las piezas favoritas, donde un cocodrilo pianista, una cucaracha bailarina y decenas de seres marinos acompañaron a la cantante mexicana Majo Cornejo, con un tema que evocó seres mitológicos.

La danza y la lluvia llegaron con “Cyr wheel & trapeze”, en el que dos bailarinas y una trapecista recorrieron el escenario con un show de aros. Enmarcadas por un sol y escenografías inspiradas en el desierto, estuvieron acompañadas de cactus y mariposas, para cerrar con una lluvia intensa que otorgó sensación de peligro y frescura a los espectadores.

“Clown-beach”, “Football dance” y “Clown-rain” marcaron los momentos lúdicos en los que el público pudo interactuar con los artistas jugando con una pelota que rebotó entre el escenario y la audiencia;  la lluvia también hizo de las suyas en esta pieza, que tuvo como personaje central a un pobre payaso que por más que lo intentó no logró atrapar una lluvia juguetona en su garrafa.

En Luzia la lluvia también danzó formando figuras de animales mientras la artista mexicana Majo Cornejo, acompañada de un caballo plateado musicalizó la pieza “Percussions parade”, en la que iguanas, serpientes, armadillos y una columna gigante de papel picado, con motivos del Día de Muertos, marcó el clímax del show.

Después un intermedio de 20 minutos, la selva se hizo presente en el escenario con “Masts and poles”, un espectáculo de pole dance, en que los artistas retaron las alturas, mientras que “Swing 360” llenó de adrenalina al publico con actos trapecistas.

“Singer and jaguar” narró el encuentro de dos fuerzas: la animal y la humana, matizadas por elementos de fuego y agua.

Los cocodrilos y luchadores músicos volvieron al escenario con el acto de malabares “Juggling”, que fue musicalizado con marimbas y una tuba.

Mientras el escenario se oscurecía, sobre una mesa de cristal y enmarcado por cientos de velas, llegó “Contortion”, momento en que el contorsionista ruso Aleksey Goloborodko llevó su cuerpo a formas imposibles acompañado del trompetista Joenuel Lebron-Millan.

Luzia, es una producción itinerante de Cirque du Soleil. Se estrenó el pasado 21 de abril de 2016 en Canadá, bajo la direcciòn de Daniele Finzi Pasca.

  • El Dato: La pieza se construye como oda a la cultura de México, al que concibe en una riqueza de colisiones creativas.

Músicos internacionales

En la función participan:

  • Percusiones: Sébastien Laurendeau (Canadá)
  • Guitarras, acordeones:  Felipe Saray (Colombia)
  • Batería y percusiones: Yilmer Vivas (Venezuela)
  • Trompetas: Joenuel Lebron-Millan (Puerto Rico)
  • Tuba: Juan David Pavas Pavas (Colombia)
  • Guitarras, charango: Rodrigo de la Mora (México)
  • Cantante: Majo Cornejo (México)

Un trabajo monumental

Así es la carpa donde se instala la compañía.

  • Medidas: 19 metros de altura por 51 de diámetro
  • Mástiles: cuatro de acero con una altura de 25 metros
  • Medida de la Gran Carpa: 14, 782.8 metros cuadrados de asfalto
  • Resistente: Puede soportar vientos de hasta 120 kilómetros por hora
  • Transportación: Se necesitaron 67 camiones de remolque para trasladar cerca de dos mil toneladas de equipo