Martes 20.10.2020 - 14:54

Mares y arroyos zambullen a los niños en la música clásica

Mares y arroyos zambullen a los niños en la música clásica
Por:

La aventura de la pianista mexicana Ana Gerhard de invitar a los niños a las concordias de la música clásica inició en 2010 con la publicación de Introducción a la música de concierto. Las aves, tres años después entregó Introducción a la música de concierto. Seres Fantásticos: dos manuales con ilustraciones y fonogramas incluidos publicados por la editorial Océano —colección Travesía—, los cuales —desde el canturreo de las aves y episodios de criaturas sobrenaturales, respectivamente— estimulan a los infantes a entrar al universo de sonoro de modalidades barrocas, clásicas, románticas y contemporáneas.

Ya está colocado en librerías del país el tercer cuaderno, Introducción a la música de concierto. El agua (editorial Océano Travesía, 2016), en que Ana Gerhard prosigue en su empeño de propiciar el buen gusto musical en los jóvenes. Sugerentes ilustraciones de la dibujante mexicana Margarita Sada, disco compacto, guía de audición, glosario de términos musicales y tabla cronológica de periodo de la música y compositores. De Vivaldi a Schubert, de Smetana a Offenbach, de Rimsky-Korsakov a Ravel, de Revueltas a Britten, de Bach a Liszt, de

Händel a Lavista...

“Sí, la tercera publicación de estas introducciones a la música de concierto tomando un motivo temático, esta vez el agua. Los dos anteriores abordaban las aves y los seres fantásticos. Pero quiero aclarar: aunque son resúmenes dirigidos a los jóvenes, la intención es también invitar a los adultos. Por ejemplo, los padres pueden escuchar el CD junto con sus hijos, seguir la guía de audición y compartir los fragmentos de las composiciones seleccionadas”, comentó en entrevista con La Razón la concertista egresada del conservatorio de

Lausanne, Suiza.

El agua está presente en muchas composiciones. ¿Cómo conformó usted la selección de las obras? El agua nos conduce a imaginar territorios tan vastos como los océanos, ríos, lagos, glaciares... El agua es temas de leyendas y mitos; purificadora y mágica, ha sido alabada en diferentes religiones y tradiciones culturales. Invito a una travesía a través del tiempo: muestro cómo el agua ha sido inspiración de músicos de diferentes periodos. Del barroco hasta nuestros días. Incluyo a Giacomo Carissimi y también a compositores modernos como Takemitsu y Lavista.

El agua en la música: se piensa inmediatamente en Händel y su Música acuática... Sí tienes toda la razón, pero sería bueno aclarar que el compositor alemán del barroco no buscó representar el agua; se llama así porque fue estrenada durante un paseo que el rey Jorge I de Inglaterra realizó por el Támesis mientras Händel y un grupo de instrumentistas ejecutaban un concierto para amenizar el viaje del monarca. Por supuesto, está incluida en el fonograma.

Compendio de mitos, leyendas, referencias religiosas, góndolas, vientos, el mar, tormentas... Quise conformar un mapa poblado de muchos elementos: desde el arroyo de Beethoven en la Pastoral, el rio Jordán (escenario de eventos bíblicos) en un aria de Bach, la Gondoliera de Liszt, los vientos agitados de Vivaldi en Griselda, los viajes de Simbad en Sherezada de Rimsky-Korsakov, Redes de Revueltas... No podía faltar Debussy con su mar, ni Beethoven con la tormenta de la Pastoral. Aproximaciones, que tienen como objetivo que los jóvenes busquen las composiciones completas y las escuchen. En este libro incito, provoco, trasmito particularidades para estimular al buen gusto musical desde la infancia.

¿La serie tiene continuación? ¿Libros próximos? Estoy trabajando en el libro de los bichos, que saldrá el próximo año, y el último de la colección sobre juguetes mecánicos, el cual se publicará en 2018. Mismas características: ilustraciones y CD.

Gondoliera

Venecia es una de las ciudades más hermosas del mundo. Es conocida como “La Serenísima” o “La Reina del Adriático”, y está formada por 120 islas que se comunican entres sí por centenares de puentes, ríos y canales. Está situada en una laguna pantosa al borde del mar, entre la desembocadura de dos ríos. Casi no tiene árboles, y en lugar de autos la gente usa barcas de diferentes tamaños para desplazarse.

La góndola es el medio de transporte más famoso de Venecia. Se trata de una embarcación ligera y estrecha, de un solo remo, con la proa y la popa elevadas en la punta, conducida por un hombre llamado gondolero. Al deslizar sus barcas sobre el agua de los canales, los gondoleros tradicionalmente entonan canciones conocidas como gondolieras o barcarolas.

Años de peregrinaje es un conjunto de 26 piezas repartidas en tres cuadernos que se extiende sobre 40 años de la vida de Franz Liszt. Estas piezas buscan transmitir, según palabras del compositor, “sus sentimientos más vivos y sus más hondas percepciones frente a diferentes sitios consagrados por la historia y por la poesía” que conoció en sus viajes por distintos países de Europa. Gondoliera se encuentra en el segundo cuaderno, que está dedicado a Italia.

(Fragmento de Introducción a la música de concierto. El agua)