“Meterte con el narco te puede matar”

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Por Lizeth Gómez De Anda

Lilly Téllez, actual conductora del programa Diagnóstico Reservado, en Proyecto 40, un espacio dedicado a abordar temas que pongan en evidencia la corrupción, injusticias y abusos de poder. Ejemplo de ello fue el primer tema de esta serie, que se tituló Abusos de pesticidas en los campos mexicanos.

Sobre la temática periodística que tratará en su espacio, señaló: “me gusta abordar documentales de denuncia, que ponga evidencia la corrupción. Hacer públicos temas que están escondido y nos afectan a todos”.

Investigaciones provocadoras la han llevado a cubrir las más diversas fuentes en el ambiente periodístico, pese a ello Lilly Téllez expresó su deseo de trabajar como corresponsal en la Casa Blanca. “La curiosidad de conocer el mundo de la política norteamericana y reportear desde el lugar más poderoso del mundo debe ser una experiencia única”, afirma.

Hace años sufrió ataques personales y trataron de acallar su libertad de expresión por medio de un atentado que la acercó a la muerte…

El 22 de junio de 2000 fue un día normal, no así la noche. Una jornada de denuncia ya característica en ella parecía finalizar sin contratiempos, hasta que un grupo de sujetos la interceptó y baleó su camioneta. Las lágrimas, el sentimiento de impotencia y el coraje se conjugaron con ese olor a pólvora, con esa sensación de haber estado a un paso de la muerte.

Curioso, pero ese día su esposo Guillermo Calderón Lobo, celebraba su cumpleaños y pasó por el lugar de los hechos instantes después del ataque a la periodista.

Luego, al llegar a casa, se enteró que Téllez había sido la víctima de un intento de asesinato que sólo quedó en el susto y se sorprendió.

No sería sino hasta años después que ambos se conocerían, establecerían una relación de noviazgo y sean hoy un matrimonio con un hijo.

“Es chistoso que el día en que me mandaron matar fuera el del cumpleaños de mi pareja y ahora estemos juntos”, dice Téllez.

Con 24 años de carrera periodística Lilly rememora: “esos segundos en los que estuve consciente me marcaron en todos los sentidos. Saber que la PGR no sabe quién me mandó matar es algo que me ha dolido mucho durante estos nueve años, la impunidad. Es una pregunta fija: ¿quién habrá sido? De hecho desde que tuve a mi hijo tengo claro que en asuntos de narcotráfico ya no me voy a meter”, platica, mientras en sus ojos se refleja la impotencia de los hechos.

Trayectoria. Lilly Téllez nació en Sonora, pero pasó su niñez en Ensenada, Baja California. Apenas entrada en la adolescencia decidió acudir al canal 6 de Sonora, donde ya radicaba con su familia, para pedir trabajo.

Sus inicios en el periodismo eran inciertos, sin embargo, la curiosidad de conocer todo y transmitirlo a los demás la llevó a incursionar en el medio televisivo, primero como reportera y posteriormente como conductora. En 1994 comenzó a trabajar en las filas de TV Azteca desempeñándose como conductora en espacios matutinos y, al mismo tiempo, realizando trabajos de investigación. En 1999 se dedicó a efectuar reportajes que eran incluidos en las emisiones de Hechos.

“Me fui haciendo sobre la marcha. Me ensucié los zapatos para aprender a reportear, escribir e investigar. Lo de la conducción no fue difícil, eso se me dio de forma natural”, dijo.

Entre los trabajos más complicados que ha concretado se encuentra su investigación sobre el caso Fobaproa, pues el impacto de la nota provocó que no se transmitiera una emisión de su programa Mitos y Hechos. Al respecto, Téllez manifiesta: “No te imaginas la frustración que sentí, de tener las pruebas y que no se hayan publicado…”.

Hoy en día la periodista presenta la investigación Primeras damas de México, un trabajo que busca abordar la vida de las esposas de los ex presidentes, desde Luis Echeverría hasta la actual esposa del presidente Felipe Calderón Hinojosa.

“Es un tema que da mucha curiosidad. Saber quiénes y cómo eran las esposas de los ex presidentes, cómo se manejaron en ese papel e influyeron en la vida del país“, detalló con emoción Lilly Téllez.

Perfeccionista en todos los ámbitos, reportera con gran pasión, así es Lilly Téllez, una periodista cuyo lema, “La información es poder”, siempre pone en práctica durante sus emisiones.

 En el año 2000 sufrió un intento de asesinato. La PGR investigó, pero no dio con los culpables; eso le dejó gran insatisfacción

 El Premio Antena lo otorga anualmente la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión a lo mejor del periodismo mexicano.

PERFIL

• Originaria de Sonora, inició su trabajo en TV en el canal 6 de ese estado. Más tarde recibió el Premio Estatal de Periodismo (1992).

• En 1994 inició como conductora y reportera en TV Azteca, en los es-
pacios A primera hora, Hechos meridiano y Hechos 7.

• En el 2000 fue candidata al Premio Mundial de Periodismo, que otorga la UNESCO.

• Recibió el premio Antena, 2007, por su trayectoria periodística.

• Actualmente es titular del programa Diagnóstico Reservado.

Con información de Nancy Rodríguez

agp

Compartir