Orquesta Sinfónica de Minería interpreta obras de Schoenberg, Barber y Bartók

Orquesta Sinfónica de Minería interpreta obras de Schoenberg, Barber y Bartók
Por:

La Orquesta Sinfónica de Minería (OSM), bajo batuta de Carlos Miguel Prieto, presentó el Octavo Concierto de su Temporada de Verano en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario de la UNAM --sábado 20 y domingo 21 de agosto pasado-- con un programa integrado por composiciones de los estadounidenses Adam Schoenberg (1980): Stars (estreno mundial) y Samuel Barber (1910 - 1981): Concierto para violín y Orquesta; y el húngaro Bela Bartók (1881 - 1945): Concierto para Orquesta.

Primer tiempo: Stars, obra encargada a Adam Schoenberg por la Academia de Música del Palacio de Minería, que tuvo en esta transmisión su estreno mundial con la presencia del compositor. Ejecución de OSM en los parámetros de lo que sería un ‘poema sinfónico moderno’. Un solo tiempo de vivificante perfección instrumental. Inicio de cuerdas en la edificación de una sensual y lenitiva melodía en diálogo con metales en sonoridad fragmentada escoltada por chelos y contrabajos. Acentos refugiados en motivos circunstanciales de propuesta abstracta que sugieren figuraciones celestes. Progresiva llegada de una atmósfera rítmica en que las percusiones juegan un rol clave desde modulaciones de aires de danza y swing juguetón. Presencia de Schoenberg en la sala, quien sube al proscenio y recibe ovación junto al director Carlos Miguel Prieto.

Segundo tiempo: Concierto para violín y orquesta op. 14, de Samuel Barber. Violinista invitado, el canadiense James Ehnes, a quien la crítica especializada considera ‘un virtuoso de extraordinario sentido musical’. Indiscutible las habilidades de Ehnes para concertar una refinada sensibilidad con equilibrada técnica. Allegro que coquetea con algunos signos jazzísticos que el violinista canadiense asume con depurado tecnicismo, y los violines dibujan con verdadera ponderación instrumental. Andante de insinuante motivación melodiosa, y Presto en moto perpetuo en el que los timbales proponen una sucesión de cadencias que el violín solista recrea con imperioso realce armónico. Maderas y metales en contrapunto con Ehnes en dicción de incitante colorido. Ovación total. Tres salidas del intérprete de Canadá, quien regala el encore de una hermosa chacona de Bach.

Intermedio: En el vestíbulo La Razón dialoga brevemente con el violinista cubano Arturo Echemendía Brizuela, presente en la función dominical. “Me ha gustado mucho la pieza del joven Schoenberg: un lirismo muy vanguardista puesto al servicio de contrastes rítmicos muy seductores. Barber es un compositor siempre alentador, creo que la conducción de Carlos Miguel Prieto engrandeció este concierto para violín ejecutado por un solista de verdadero sentido musical, me quito el sombrero frente a la naturalidad de Ehnes”.

Tercera llamada. Última parte del programa. Concierto para Orquesta (Introduzione, Giuoco delle coppie, Elegía, Intermezzo, Finale), de Béla Bartók. Solemne Andante non troppo-Allegro vivace del primer movimiento en continuación de un allegreto de lúdica pronunciación orquestal. Andante en sugerente impulso elegiaco con sorpresiva glosa de flauta en el remate del tercer movimiento. Allegretto que da paso a un suculento Finale en ‘afanoso’ Presto que puso al público en vilo. Bartók interpretado por la OSM con verdadero oficio filarmónico, y un Carlos Miguel Prieto en fervorosa conducción.

Esta gala concertina continúa el próximo fin de semana de este final de agosto (viernes 26, sábado 27, a las 20 horas; domingo 28, a las 12 horas) con el Concierto de Gala: música de Ravel, Joplin, Sarasate, Moszkowski y otros compositores de New Orleans de gospel y spirituals. Director artístico: Carlos Miguel Prieto. La cita es en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario de la UNAM. Por allá nos vemos.

carlosolivaresbaro@hotmail.com