Presenta su nueva novela Los Perros

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Foto Especial


Así como dos ramas de un mismo árbol nunca son iguales, tampoco lo son Mario y Jorge, hermanos que enfrentan su vida en la misma ciudad, pero en mundos distintos, el primero en la opulencia y el despilfarro, en negocios ilícitos y en el peligro de las armas y las drogas, mientras el otro, docente de derecho en la UNAM, purga una pena en la cárcel por un delito que nunca cometió.

Con un ritmo ágil y enérgico, la escritora Lorena Canales, nacida en Nuevo León y radicada desde hace algunos años en Nueva York, plasmó en su segunda novela, Los perros, una historia que fusiona su trabajo de investigación periodística con la narrativa literaria.

“Desde niña quise ser escritora. Siempre me gustó la idea de dedicarme a la ficción. Fui una lectora muy precoz, me fascinaba leer, y yo creo que todo eso influyó en que me inclinara por estudiar periodismo. Y así fue como se empezó a gestar Los perros”, dice la escritora durante una entrevista a La Razón en la librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica.

Canales, hija del reconocido abogado Ernesto Canales y sobrina del ex gobernador de Nuevo León Fernando Canales Clariond, anota que fue su experiencia como abogada y como reportera en los juzgados lo que le permitió recopilar información suficiente para dar vida al personaje de Jorge y a los otros que en la historia lo rodean durante su estancia en el reclusorio.

“Durante la maestría impartí clases a los presos de una cárcel en Virgina, dos veces a la semana. Ahí conocí a fondo cómo era la relación entre ellos, cómo se manejan dentro de los penales, sus vínculos más profundos. Y dije: me gustaría hacer una novela donde aborde más a profundidad eso, me gustaría escribir sobre todo lo que no se suele tratar”.

La novelista, quien debutó en 2011 con Apenas Marta, no descarta formar parte de una generación de jóvenes escritores que, gracias al estallido informático de las redes sociales y su constante uso como medio de denuncia, se inspiran en ello para transformar en literatura la desigualdad, injusticia, corrupción y juegos de poder.

“Creo que hablar de violencia a través de la literatura sirve, si no para cambiar la realidad, al menos sí para que la asimilemos, a verla de otra forma y a darnos cuenta de que el país no tiene por qué ser así”, explica.

Este año continuará con la presentación de Los perros en diversos encuentros literarios del país, como la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la Feria Internacional del Libro de Monterrey y el Instituto Cervantes de NY.

Compartir